Los motivos para iniciar la temporada NBA en diciembre


El 22 de diciembre es desde hace horas la fecha más probable para comenzar la temporada 2020-21. La NBA propuso tal día en la Junta de Gobernadores y los equipos la aprobaron. Fue en parte una sorpresa. El propio Adam Silver, comisionado de la Liga, recalcó en un par de ocasiones que el escenario más optimista era empezar a finales de enero. ¿Qué ha llevado al cambio? Pues entre varios asuntos, el componente económico.

Según adelantaba Shams Charania de The Athletic, la NBA explicó a las franquicias que la diferencia entre comenzar el curso venidero en diciembre o hacerlo más adelante (enero, febrero…) es de 500 millones de dólares. ¿Decir ‘no’ a tal cantidad en plena crisis? No parece una opción. Los equipos votaron a favor del 22 de diciembre y ahora son los jugadores quienes a través de su sindicato deben dar el visto bueno. Aunque desde la Asociación de Jugadores (NBPA) habían impulsado el retraso del inicio cuando se hablaba del 1 de diciembre en el primer borrador, el hecho de que la mitad del mencionado ingreso repercuta directamente en ellos es probable que les haga ratificar el actual plan.

Al igual que pasa con los equipos, para los jugadores se trata de minimizar pérdidas. Aún queda por fijar el tope salarial y el umbral del impuesto de lujo para la próxima campaña. Cuantos más ingresos haya, más sencillo será mantenerlos en los estándares actuales (109 millones de dólares de límite salarial). Si la fecha repercute directamente en que los salarios de los jugadores se vean asegurados, extraño sería que tomen otro camino.

El público, un deseo lejano

He aquí otra importante pieza del puzzle. Mientras se celebraba la burbuja de Orlando hubo ciertas voces de diferentes franquicias que impulsaron la idea de empezar la campaña 2020-21 bastante más tarde (febrero, marzo…) con la idea de poder tener público en los pabellones. Se pensaba que para entonces sería una opción real el tener aficionados en las canchas, algo que según Silver repercute en un 40% de los ingresos de la NBA. Los propietarios pensaban que era la mejor hoja de ruta a nivel económico. Y podría haber sido así. La cuestión es que en estos momentos no hay certeza alguna sobre cuándo podrá haber público, por lo que lanzarse por esa camino pierde lógica.

Los últimos datos sobre la pandemia de coronavirus en Estados Unidos están muy lejos de ser buenos. El nivel de casos a nivel nacional ha aumentado y la esperanza de contar con público se ha ido perdiendo. Por si fuera poco, el director del Centro para el Control de Enfermedades ha recalcado que por ahora no se espera que se distribuya una vacuna en el país. Esto último no parecía en principio un freno para la NBA, ya que Adam Silver señaló que no consideraba que la vacuna fuese un elemento indispensable para la entrada de público. Podría haber cambiado de opinión.

Volver a la normalidad en la 2021-22

Ese es el principal objetivo de la próxima temporada. Visto que retornar a lo que sería un desarrollo normal de la competición (fechas, público, viajes…) será imposible para la campaña que se avecina, la NBA se ha puesto como objetivo que al menos sirva para que la 2021-22 sea una clásica temporada NBA de octubre a junio en la que todos sus eventos (draft, agencia libre, All-Star, playoffs…) se celebren en fecha y formas ordinarias. Así, los propietarios estarían dispuestos incluso a asumir algunas pérdidas en el siguiente ejercicio para encaminarse a la normalidad en el 2021-22.

Evitar jugar hasta otoño

Este era y es un objetivo que quedó rotundamente claro tras la celebración de los playoffs y las Finales. La NBA no quiere volver a coincidir en su final de temporada con la NFL y el fútbol universitario. Aunque el enorme descenso de las audiencias televisivas no se debe únicamente al coincidir con otros eventos, la experiencia no ha sido positiva más allá del fantásticos desarrollo sanitario de la burbuja en Disney World. Y ya no hablamos solo de retransmisiones. A finales de junio y principios de julio solo se disputa la liga de béisbol, encontrándose esta en temporada regular, por lo que tanto el draft como la agencia libre de la NBA dominaba en la agenda deportiva estadounidense. En otra fecha, como la de este año, no será así. Una vez más, todo lleva a conseguir que la temporada 2021-22 sea la de la vuelta a la normalidad.

(Fotografía de Jeenah Moon/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.