Los Nuggets cierran la serie con una victoria en Portland


Cuando prácticamente todo el mundo veía esta serie como la candidata ideal para irse a siete partidos, los Nuggets han decidido que bastaba con seis. El cuadro de Denver selló su pase a las semifinales de conferencia con una victoria por 115-126 en el Moda Center, resultado que puso el 4-2 y les permite ganar una eliminatoria sin necesidad de jugar un Game 7 por primera vez desde 2009. En la siguiente ronda se verán las caras con los Suns, que se impusieron también esta madrugada en el Staples y eliminaron a Los Angeles Lakers.

Lo cierto es que todo parecía encaminado al 3-3, pues los Blazers habían logrado imponer su ley en la segunda mitad y abrir una importante distancia de 14 puntos que invitaba al optimismo con respecto a sus opciones. No obstante, los últimos 15 minutos de partido fueron una caída cuesta abajo y sin frenos. Los locales colapsaron por completo mientras los Nuggets, comandados por Nikola Jokic, dieron un paso adelante, lo que cambió radicalmente el rumbo del encuentro y puso la victoria en bandeja a los de Malone.

Con un parcial de 14-28 en el último cuarto, los visitantes se encargaron incluso de asegurarse un cierre plácido de partido. Los Blazers, que esta vez no encontraron un milagro de Damian Lillard al que aferrarse, no pudieron sino contemplar cómo el partido se les iba cada vez más, y se vieron obligados a decir adiós a una temporada de altibajos de forma un tanto agridulce.

Jokic pone el modo MVP

Nikola Jokic fue gran responsable de este cambio de tornas en la segunda mitad, pues, tras una primera parte discreta, el serbio pareció otro tras el descanso. El pívot terminó el encuentro con 36 puntos, de los cuales 27 llegaron entre el tercer y el último cuarto, momento en que ayudó a los suyos tanto a recortar la ventaja de Portland como a cerrar el partido construyendo la suya propia. Sus 8 rebotes y 6 asistencias le ayudaron a redondear su actuación, digna del candidato a MVP que se ha asegurado ser durante la temporada regular.

“Nadie puede negarnos nuestra garra y nuestra lucha” aseguró Nikola. “Siempre salimos a pelear y eso es lo que hemos hecho hoy también. Nunca nos vamos a rendir. No es una palabra que esté en nuestro vocabulario”.

Jokic estuvo bien secundado por Michael Porter Jr., que terminó con 26 tantos y cerró de manera excelente una serie en la que, aun con algo de irregularidad, ha sabido cumplir en el rol de segunda espada, algo clave en ausencia de Murray. El alero arrancó el choque de manera sensacional, anotando 22 de sus puntos en el primer cuarto, y aunque se apagó tras este comienzo su aportación no dejó de ser vital para los suyos. Además, Monte Morris fue también fundamental con 22 tantos y 9 asistencias, siendo sin duda el mejor de la segunda unidad y haciendo mucho daños en su pick & roll con Jokic.

Por el lado de los locales, Damian Lillard terminó con 28 tantos y 13 asistencias, aunque lo hizo sin los estratosféricos datos de acierto del quinto partido. El base, esta vez en su versión más humana, se quedó en un 3/11 en triples que lastró sus porcentajes y le impidió alcanzar las cotas estelares que los suyos necesitaban, lo que tal vez reabra en esta offseason el debate acerca de si han rodeado a su estrella de las piezas necesarias para llegar lejos.

C.J. McCollum y Norman Powell, con 21 y 17 puntos respectivamente, fueron sus mejores aliados, pero ninguno de ellos apareció cuando los Nuggets comenzaron a romper el partido en el último cuarto. Una vez más, los Blazers han llegado hasta donde Lillard ha podido, y esta vez la solvencia de Denver les ha impedido sobrevivir a más de seis partidos de postemporada.

(Fotografía de portada: Steph Chambers/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.