Los Raptors igualan la eliminatoria


“La han jod***. La han cagado ahora”, se expresaba, insultante, Fred VanVleet tras el milagro que convertía, en un santiamén, lo que iba a ser un 3-0 en un 2-1, gracias al triple sideral de Anunoby sobre la bocina.

Un 3-0, efectivamente, habría sido lapidario, mientras que un 2-1 no sólo dejaba la eliminatoria absolutamente abierta, sino que el base de los Toronto Raptors ya lo advertía como un giro total de tendencia… y de momento ya tienen el empate en la buchaca. 100-93 para los canadienses en este Game 4.

Las casas de apuestas no se decantaron en ningún momento a la hora de escoger su favorito para estas semifinales… unas pocas se inclinaban del lado de Boston y otras del de Toronto… pero siempre por un margen escasísimo de diferencia (ninguna por encima del 60%); y no les faltaba razón. Los encuentros van cayendo de un lado y de otro pero se disputan y pelean hasta el estertor final. Hoy tampoco ha sido la excepción.

Un magnífico triple del propio Vanvleet tras rebote ofensivo llevaba el duelo al descanso con igualdad absoluta (empate a 49), y no fue hasta los minutos últimos del choque cuando los de Nick Nurse, más acertados en el tiro, lograron abrir una pequeña brecha que ya no pudieron salvar los de Massachusetts a través de ataques precipitados y errados tiros de tres.

Pero hasta ese momento reinó el equilibrio, esperado por otra parte, entre dos de los cinco mejores equipos de la Liga en temporada regular. Eso sí, cada uno con sus armas, dominando en categorías dispares. Ambos equipos regalaron un buen espectáculo marcado por otro gran derroche de energía, destacando nuevamente las defensas intensas, prestas siempre a romper la línea de pase, gran porfía en el rebote y buenas acciones en la circulación de balón, especialmente por los vencedores de la noche.

El eje Lowry, VanVleet, Siakam… Ibaka

Toronto estuvo acertado desde la línea de tres (38,6%) a pesar del desastroso 2/13 de Paskal Siakam, pero lo que en un bando fue sólo un lunar, en el otro fue un lastre que contagió a todo el equipo. Los Celtics como conjunto terminaron con un 20% en triples, lo que directamente, en esta NBA, suele implicar la muerte segura; pero gracias a su mayor acierto en acciones de dos puntos consiguieron mantenerse siempre dentro del choque.

Ambos entrenadores apostaron en este cuarto asalto por rotaciones cortas, con un total seis jugadores (tres por equipo) por encima de los 40 minutos –a Anteto le gusta esto–. De hecho, por los Raptors los minutos apenas se los repartieron siete hombres, pero el rendimiento de uno de ellos no pudo ser más espectacular: Serge Ibaka, Sixth Man, firmó 18 puntos, 7 rebotes y 1 tapón en sólo 22 minutos, con un impecable 4/4 en triples, distancia desde la que se está haciendo gigante en estos playoffs.

Sin embargo los máximos anotadores fueron los de casi siempre: Paskal Siakam (24) y Kyle Lowry (22 y 11 asistencias), mientras que Jayson Tatum volvió a liderar a los suyos con 24 tantos, aunque volvió a cometer una absurda falta en ataque (por desplazar con el brazo a Lowry) en la que fue la última oportunidad de los suyos de reengancharse al encuentro.

El escolta no contó con el aporte habitual de Jaylen Brown, con 14 puntos pero desastroso en el tiro (4 de 18), y los Celtics como plantel empiezan a echar en falta su cuarto puntal en anotación (los mencionados + Kemba), Gordon Hayward, especialmente al resistirse Brad Stevens en tirar de Enes Kanter para exprimir sus recursos ofensivos en la pintura, por entender que no compensa en ataque lo que les resta con su exigua defensa atrás.

“Nunca subestimes el corazón de un campeón” –Rudy Tomjanovich–

Aún sin Kawhi Leonard los Toronto Raptors siguen siendo los vigentes defensores del título, y están demostrando lo que llevamos deduciendo toda la temporada: que eran (y son) mucho más que un equipo de un sólo hombre. Eliminatoria empatada y la emoción por todo lo alto.

(Fotografía de portada de Douglas P. DeFelice/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.