Los Suns completan el pleno de victorias tras superar a Dallas


Ocho partidos, ocho victorias. Así de demoledora ha sido la trayectoria de Phoenix Suns durante los seed games celebrados en la burbuja. La última víctima han sido los Dallas Mavericks, a quienes ya habían vencido de manera ajustada diez días atrás. En esta ocasión, los de Arizona no sufrieron tanto y se llevaron un cómodo triunfo (128-102) que los mantiene como invictos en Orlando.

Conocedores de lo que estaba en juego, los de Monty Williams saltaron a la pista a pleno rendimiento y con todas sus piezas disponibles. No así los Mavericks, quienes incorporaron a Boban Marjanovic en el quinteto inicial en lugar de Kristaps Porzingis. Estaba claro quién luchaba por una plaza en los playoffs y así quedó demostrado desde el primer minuto.

Velocidad, defensa, circulación de balón y búsqueda del hombre abierto. En el caso de Devin Booker, libertad absoluta en la toma de decisiones para atacar el aro con agresividad. El escolta anotó 14 puntos en el primer cuarto para abrir una brecha de once puntos que los ayudaría a afrontar el resto del partido con mayor seguridad. Mientras tanto, Mikal Bridges se multiplicó en defensa para mantener a raya a Luka Doncic. El esloveno sumaría 18 puntos y 5 rebotes en los 13 minutos que estuvo en pista, pero no fue capaz de sumar ninguna asistencia, algo que solo había ocurrido otra vez en su carrera. Para ello debemos remontarnos al pasado 14 de diciembre, día en el que el sophomore tuvo que abandonar el partido ante Miami Heat tras dos minutos por lesión.

Los Suns apretaron en el segundo cuarto y dejaron el partido visto para sentencia con una ventaja a favor de 19 puntos al descanso (76-57). Booker finalizaría el encuentro como máximo realizador gracias a sus 27 puntos y hasta cinco de sus compañeros secundarían su actuación con dobles dígitos en anotación. Cameron Johnson ratificó su buen rendimiento durante las últimas semanas con 15 puntos, y Dario Saric y Cameron Payne lideraron la segunda unidad con 16 y 15 tantos, respectivamente. Ricky Rubio aprovechó sus 20 minutos en pista para repartir 12 asistencias.

Por parte de los de Rick Carlisle, Boban Marjanovic hizo estragos en la pintura con un doble-doble de 18 puntos y 20 rebotes, mientras que Justin Jackson lideró la segunda unidad con 13 tantos. De resto, poco ruido y todavía menos nueces para unos Mavericks que dosificaron a sus principales jugadores y que piensan ya en el enfrentamiento de primera ronda ante Los Angeles Clippes. Mientras, los Suns deberán esperar a lo que ocurra en el partido que enfrenta a Portland y Brooklyn. Una derrota de los de Oregon los mete en el torneo play-in.

Un triunfo, unido al de Memphis sobre los Bucks, que confirma el adiós de una realidad que amenazaba con convertirse en eterna: los Spurs no jugarán los playoffs por primera vez desde 1997. Mucho ha llovido desde entonces. No tanto en Arizona. Aunque ahora un poco más.

(Fotografía de portada de Ashley Landis-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.