Los Suns mantienen su derecho a soñar


Es improbable. Casi impensable. Pero no imposible. Y por lo tanto, los Phoenix Suns, con su espada de madera, siguen en la contienda. Primer triunfo de los ochos obligatorios (check). Y a seguir… y a observar.

Nuria González, sin duda, los habría calificado de entrada como el rival más débil de los veintidós, y es que los Washington Wizards están en Orlando poco más que por imperativo democrático.

Sin John Wall ni tampoco ahora Bradley Beal (ni Davis Bertans), en la burbuja son los que están pero no están los que son. Sin llegar a cascarón de huevo pero casi; y los de Arizona siguieron el guión y cumplieron la ineludible tarea: ganar (112-125).

Un invitado inesperado

Devin Booker fue el máximo anotador del encuentro (27 puntos), DeAndre Ayton el más fiable (11 de 14 en tiros), y los bases Ricky Rubio y Cameron Payne (sobre quien ‘la mamba blanca’, Brian Scalabrine, comentarista ahora, confesó el otro día al verle con la camiseta de Phoenix que desconocía que aún siguiese en la Liga) compartieron el caso raro del día: el español hizo 15 puntos y 9 asistencias en media hora, pero terminó con un -9 (el único en negativo entre los titulares), mientras que Payne (9 tantos y 2 robos), en sus 19 minutos en pista, alcanzó un espectacular +24.

No ha sido lo de Pyane, pues, un fichaje-comparsa para completar el roster y así lo ha demostrado Monty Williams dándole responsabilidades desde la primera ocasión.

“Me ha gustado todo”, decía Booker feliz tras la victoria. “Nos hemos comunicado bien, hemos jugado juntos y hemos sabido mantener la concentración y apretar filas tanto en los buenos como en los malos momentos del encuentro”.

Por los Wizards, a falta de cracks, fue la promesa quien tomó las riendas, Rui Hachimura, (ya le vimos bastante suelto en los partidos de preparación), yéndose hasta los 21 tantos aunque con cinco pérdidas de balón.

¿Opciones?

Remotas, ya lo hemos dicho, pues sólo el noveno aspira a enfrentarse al octavo en los play-in, siempre que finalice a menos de cuatro partidos de distancia.

Por ahora ese honor pertenece a Portland, quienes tras ganar a Memphis se sitúan como el principal candidato; pero anteayer cayó NOLA en su (re)debut, y anoche, en el duelo directo entre Spurs y Kings, uno también debía perder y fueron los californianos, por lo que la cosa se aprieta en el Oeste y de qué manera.

Los Suns se quedan, pues, a cinco partidos de Memphis y a demasiados hechos cruzados de hacer un poco de historia en esta atípica temporada.

El domingo, ante unos Mavericks que vienen de perder en el partidazo con prórroga frente a los Rockets, veremos si el sueño continúa.

(Fotografía de portada de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.