Los Warriors firman y cortan a Calderón en 59 minutos

A su manera, los cumplieron su acuerdo con . El equipo californiano firmó este miércoles al base español con un contrato hasta final de temporada, tal y como ambas partes habían pactado días antes. Pero su etapa en Golden State duró poco. 59 minutos después, la franquicia anunciaba que Calderón había sido cortado. Fue el desenlace esperado de una relación que acabó siendo el principal daño colateral de la lesión de Kevin Durant.

Planes frustrados

Todo parecía encaminado a que José Manuel Calderón se convirtiera en el tercer base de los Warriors tras ser cortado por los Lakers. El equipo de Steve Kerr quería añadir a un tercer base con experiencia para completar su plantilla, y Calderón encontraba en los Warriors la opción más clara de su carrera de buscar un anillo de campeón. El acuerdo llegó rápido y, tras su salida de Los Angeles, solo era cuestión de tiempo ver al base jugar de local en el Oracle Arena.

Pero la lesión de Kevin Durant en Washington, que le dejará al menos cuatro semanas de baja, cambió los planes. Los Warriors se vieron apurados a reforzar la posición de alero, con solo el veterano Andre Iguodala como opción natural para cubrir el inmenso vacío dejado por su máximo anotador de la temporada. Un viejo conocido como Matt Barnes (jugador de Golden State entre 2006 y 2008) se puso a tiro, y su fichaje quedaba pronto cerrado.

59 minutos como Warrior

En ese contexto, José Manuel Calderón pasaba de guinda en el pastel en la plantilla de los Warriors a un lujo innecesario. La decisión quedaba clara en las oficinas: firmar a Barnes en lugar de a Calderón. Pero Golden State no quiso romper el acuerdo verbal, algo perfectamente legal a ojos de una NBA que solo reconoce contratos por escrito. Ya fuera por quedar bien con el jugador, con su agente, con el resto de la NBA o, sencillamente, por decencia, los Warriors encontraron la mejor opción posible para Calderón: una rápida y nada habitual “firma y descarte” con contrato garantizado.

Al ser firmado e inmediatamente cortado por el salario mínimo de veterano, José Manuel Calderón recibirá casi $400.000 de los Warriors por lo que efectivamente solo fue una hora en su plantilla. Siendo liberado el 1 de marzo, el base es además todavía elegible para jugar los playoffs con otro equipo, con Atlanta ya como interesado en sus servicios para el final de campaña. Si nadie reclama el contrato firmado con Golden State, cualquier salario que reciba se sumará tanto al que le queda por recibir de los Lakers como con el de los Warriors.

De vuelta al mercado

En definitiva, José Manuel Calderón posiblemente ha perdido su mejor opción posible de aspirar a un anillo de campeón al que nunca se había acercado en sus 11 años de carrera NBA (su mejor resultado en playoffs fue primera ronda). Pero, a la vez, “vivió” como jugador de los Warriors la hora más lucrativa económicamente de su carrera deportiva y podrá todavía firmar con un equipo de élite. Ojalá todas las decepciones fueran así.


Apoya a nbamaniacs y consigue acceso a contenido extra varias veces por semana. Aquí te contamos cómo hacerlo.