Markelle Fultz podría no volver a jugar esta temporada


Los peores augurios asoman por Pensilvania. Markelle Fultz, número 1 del Draft de 2017, podría permanecer en el dique seco lo que resta de temporada.

Bryan Colangelo ha sido el encargado de exponer tal posibilidad. En una rueda de prensa ofrecida tras el cierre del mercado de traspasos, el general manager de Philadelphia era cuestionado por la situación del base. Su respuesta, nada halagüeña.

“Siempre exista la posibilidad de que regrese pronto, e igualmente puede que no juegue en lo que queda de año. No puedo responder a esa pregunta porque no lo sabemos”, señalaba antes de marcharse justo después de que se le preguntase por si existía un calendario para dar una actualización sobre el estado del jugador.

No pinta bien la lesión en el hombro de Fultz, no ya por la gravedad de la misma, sino porque todo llega a cuentagotas y bajo un halo de misterio.

Antes de empezar la temporada Fultz sufrió dolores en los hombros, algo que le llevó al parecer a alterar su tiro, y es que nunca quedó claro si la lesión provocó el cambio de mecánica o al contrario. Sea como fuere inició la campaña saliendo desde el banquillo. Duró tres partidos. Los 76ers lo catalogaban como baja indefinida y su agente explicaba que le habían drenado líquido del hombro, aunque después resultó, según sus propias palabras, que el líquido se lo habían inyectado.

Siendo baja indefinida, pudimos ver en noviembre como este chico formado en Washington practicaba el tiro con su mano izquierda… Nada se explicó, su ausencia iba acumulando semanas sin que nadie supiese nada. Así llegamos a diciembre, cuando por fin los Sixers anunciaban que el dolor había desaparecido por completo, una buena nueva que se evaporó al explicar poco después que entraba en la última fase de su recuperación. Desde entonces poco más se ha sabido hasta hoy, cuando parece que su año de debut va a quedar resumido en cuatro partidos saliendo desde el banquillo.

Un tiro desaparecido

Mucho se ha hablado en estos últimos meses de la mecánica de tiro de Fultz. Siempre entendiendo que la lesión ha hecho que deba utilizar un nuevo sistema, los problemas provocados por ello persisten hasta el presente, tal y como pudimos ver en este vídeo a finales de enero, y como ahora corrobora Colangelo con esta dilapidaria frase: “En este momento su rango de tiro se encuentra en la pintura”. Lo peor de todo es que aún se desconoce la causa ni cuándo o cómo se resolverá: “No sabemos cuál fue la causa de la lesión. Se trata de un colapso en la función muscular y la coordinación… Ha habido limitaciones y ahora de nuevo se trata de una larga recuperación. Se está tardando más de lo que nadie hubiese imaginado. Nunca había visto este tipo de lesión”, concluye.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.