Memphis vence a los 76ers aprovechando la baja de Embiid


Tras regresar de sus 10 partidos de ausencia con grandes sensaciones, Joel Embiid volvió a tomarse un descanso en la segunda noche del back to back que afrontaron los 76ers este fin de semana para continuar con su recuperación. Esto debilitó de nuevo a los de Pensilvania, que notaron la ausencia de su estrella y cayeron por 100-116 ante unos Grizzlies que dominaron claramente el choque, especialmente en su segunda mitad. El cuadro de Doc Rivers perdió por tanto la opción de colocarse como líder del Este en solitario, oportunidad que surgió tras la derrota de los Nets en Chicago.

Si algo destacó en Memphis fue la coralidad de su juego, ya que el cuadro de Jenkins contó con hasta siete jugadores en dobles dígitos y anotó tras asistencias más de dos tercios de sus canastas. Esto les permitió desarbolar a la defensa de los 76ers y distanciarse enormemente en el marcador, en el que llegaron a contar con una distancia de hasta 28 puntos que dejó el encuentro sentenciado antes de tiempo. “Cuando el balón circula como hoy, todo el mundo tiene oportunidades y todo el mundo anota. Es bonito de ver y es bueno para nosotros como equipo” afirmó Grayson Allen.

Allen, con 15 tantos, fue uno de los hombres de los Grizzlies en dobles dígitos, apartado en el que el más destacado fue Dillon Brooks con 17. Jonas Valanciunas, con 16 puntos y 12 rebotes, dominó la pintura aprovechando la ausencia de Embiid en ella, mientras que Brandon Clarke llegó también hasta los 15. Con 14 terminaron De’Anthony Melton y Desmond Bane, y Kyle Anderson cerró la lista con 10. Ja Morant, por su parte, no pudo pasar de los 8 tantos, pero también fue vital en la ofensiva repartiendo 10 asistencias.

Philadelphia, además de a Embiid, echó de menos a Tyrese Maxey, ausente debido a los protocolos sanitarios de la NBA, así como a George Hill, quien aún no ha hecho su debut con el equipo desde su llegada en el cierre de mercado. Además, bajas al margen, varios de sus hombres importantes tuvieron una noche poco inspirada, como fue el caso de Ben Simmons, que terminó con 7 puntos, sendos rebotes y 4 asistencias, o Seth Curry, que se quedó en 3 tantos tras anotar solo uno de sus seis tiros a canasta.

Esto dejó a Tobias Harris excesivamente solo en ataque, lo que hizo que sus 21 puntos sirvieran de más bien poco de cara a pelear por el choque. Shake Milton y Paul Reed, con 14 y 10 tantos respectivamente, le siguieron en anotación, cerrando así una noche para olvidar que Rivers achacó al cansancio. “Somos humanos. Hemos jugado muchos partidos últimamente. Hoy no hemos tenido ninguna oportunidad y no hay mucho que podamos hacer al respecto” afirmó el técnico.

(Fotografía de portada: Mitchell Leff/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.