El partido definitivo para los Cavaliers


Las estadísticas no mienten y cuando un equipo se pone 0-3 abajo, se podría decir que tiene casi completamente imposible lograr el título. Más que nada porque ningún equipo en la historia lo ha logrado.

Los Cavaliers tienen en mente tal contexto, toda una situación límite para sus aspiraciones y que convierte en el tercer partido en una auténtica batalla.

“Obviamente es un partido a vida o muerte para nosotros”, comentó LeBron James durante el entreno de ayer. “No podemos ponernos abajo 3-0 contra ningún equipo, especialmente contra uno que ha registrado 73-9 en temporada regular y que está haciendo el tipo de baloncesto que está haciendo. Así que sí, es un partido de vida o muerte, y nosotros lo sabemos”.

Ohio es la clave

Las mayores esperanzas de los Cavs residen en llevar la serie a Cleveland, intentando hacerse fuertes como locales y volviendo a Golden State con la máxima igualdad posible.

“Sólo llegar a casa. Ellos ganaron dos partidos en su propia cancha, y confiamos en lo que se puede hacer en casa”, comentó Tyronn Lue, técnico de los Cavs. “No hemos perdido aquí en todos los Playoffs. Hemos jugado muy bien, y nuestros chicos entienden eso. Son un buen equipo. Por eso ganaron 73 partidos este año, y ellos juegan muy bien en casa. Tuvieron dos grandes partidos y ahora volvemos a casa para proteger ese factor”.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.