Russell Westbrook dio el susto tras sufrir un golpe en su rodilla derecha

abandonó el partido disputado entre y el viernes tras golpearse su rodilla derecha con .

El base mostró evidentes signos de dolor y fue ayudado por Hasheem Thabeet para llegar al vestuario, por lo que se creía que podía haber sufrido un fuerte contratiempo en la misma rodilla en la que ha sido intervenido en tres ocasiones.

Afortunadamente Westbrook declaró que se sentía bien y que no creía que fuera a tener problemas en el futuro inmediato.

“No tengo dolor”, declaró Westbrook al Oklahoman. “Simplemente que me revisen la rodilla y seguiré a partir de ahí”.

Westbrook abandonó el pabellón caminando normal, sin ningún tipo de ayuda de sus compañeros. El jugador había descansado el día anterior en Cleveland como parte del plan de los Thunder para evitar que juegue en los back-to-backs