Seis minutos históricos de Minnesota para darle la vuelta al marcador


Pocas veces un duelo entre colistas tuvo un cierre tan emocionante y difícil de creer. Pero el narrador de los Minnesota Timberwolves fue la voz viva del optimismo y la premonición cuando, a falta de 5 minutos y 45 segundos y con sus Wolves perdiendo de once, dijo: “Quedan poco menos de seis minutos… tiempo más que suficiente”.

Y es que segundos antes y con seis minutos todavía por disputar, los Houston Rockets dominaban el marcador por 101-87… tras el bocinazo definitivo éste reflejaría un 101-107. Efectivamente los tejanos no volverían a anotar un sólo punto más, mientras que los Wolves sumarían nada menos que veinte para llevarse el triunfo y firmar una remontada absolutamente histórica que, sin embargo, no les basta para abandonar el farolillo de la Conferencia Oeste.

De esos veinte últimos puntos, Karl-Anthony Towns encestó 14 (para acabar con 29 tantos y 16 rebotes), jugando como el gran pívot que es y al cuál apena ver estar vaciando su talento año tras año en un conjunto sin aspiraciones. Juancho Hernangómez, reasentado en la rotación tras la marcha de Ryan Saunders, metió 19 puntos en 28 minutos, mientra que Anthony Edwards, quizás el máximo candidato a arrebatarle el ROY a LaMelo tras su lesión para lo que resta de RS, se quedó en 12 puntos con un 4 de 17 en tiros.

Poco que celebrar

“Ganamos el partido. Está genial pero no nos lo merecimos. Puedo aseguraros que ahora mismo no hay ni júbilo ni alegría en el vestuario. Fue una noche muy decepcionante para nosotros”, aseveró un muy crítico Towns, consciente de que la imagen del equipo, tanto en la primera mitad del encuentro como en todo el año en general, deja mucho que desear.

Los Rockets, que venían prácticamente de desmantelar el equipo con las salidas de Tucker y Oladipo, tuvieron no obstante a John Wall (14 puntos, 15 asistencias) y Christian Wood (24 puntos, 9 rebotes) rindiendo a buen nivel, pero nadie, ni siquiera en el equipo de las veinte derrotas consecutivas, podía esperar una pájara final de esta envergadura.

Otra vez hoy

La victoria de los Wolves les sitúa a una sola de distancia de los Rockets, penúltimos. Con el actual entrenador Chris Finch, el balance de Minnesota es ahora de cuatro victorias en quince encuentros. Esta misma noche, por cierto, se ven de nuevo las caras en back-to-back. Según las fuentes, Malik Beasley (segundo máximo artillero de su equipo) volverá a la alineación hoy mismo. Aún así será difícil, ocurra lo que ocurra, superar la fantasía (o pesadilla) de anoche.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.