Serio correctivo de los Bulls a Houston; Noah rozó el triple-doble

  111 – 87

El espectacular tercer cuarto de Chicago fue el punto de inflexión de un partido que había sido igualado hasta entonces. Los Bulls endosaron a Houston un parcial de 35–16 en ese periodo y quedando 12 minutos su ventaja era de 27 puntos.



El gran protagonista de ese periodo fue ., quien a pesar de recibir un fuerte golpe que le hizo sangrar y necesitar 10 puntos de sutura durante la primera parte, regresó en la segunda mitad y anotó 18 de sus 21 puntos totales durante el tercer cuarto.

El otro jugador importante de los Bulls fue , que volvió a rozar el triple-doble quedándose en 13 puntos, 10 rebotes, 9 asistencias y 2 robos de balón en 34 minutos.

Noah recalcó que las agallas de Dunleavy hicieron mucho por el triunfo.

“Creo que eso inspiró al equipo”, dijo Noah. “Le dieron un gran golpe en la cabeza como Holyfield en versión blanca, volvió con una nueva camiseta, y estuvo genial en la segunda parte. Fue impresionante. Muestra mucho del carácter de este equipo”.

 Los Rockets no opusieron mucha resistencia.

Jderemy Lin fue el máximo anotador de Houston con 21 puntos, pero las dos principales estrellas del equipo no hicieron un gran encuentro. se quedó en 12 puntos y 10 rebotes en 28 minutos y tan solo pudo anotar 8 puntos con 2 de 7 en tiros de campo tras 27 minutos.

“No hemos salido listos para jugar”, explicó . “No tengo idea de por qué. Habrá que preguntar a ellos. No hemos empezado el partido ni en ataque ni en defensa. Hemos jugado andando, no corriendo”.

La de anoche fue la segunda derrota consecutiva de los Rockets después de haber ganado 13 de los 15 partidos disputados anteriormente.