Toronto ya está en semifinales del Este

Al igual que el quinto partido entre Philadelphia y Brooklyn, el Game 5 que midió a los y a los fue la constatación de la superioridad de los canadienses. Ambas han sido series parejas, puesto que los y los Nets arrancaron con sorpresa y sendos triunfos a domicilio, pero terminaron doblando la rodilla ante el mayor nivel de los favoritos.

Anoche, en Toronto, los Raptors liquidaron la serie y accedieron a semifinales tras poner el 4-1, con un claro triunfo (115-96). Aquí también, en la línea de lo sucedido en Philadelphia, los de Nick Nurse empezaron muy fuertes, sin sustos, sin complicaciones. Parcial de salida de 22-3, luego 31-7, aunque algo corregido por el orgullo de los Magic, que contestaron con un meridianamente rápido 6-19 para colocarse al inicio del segundo cuarto cerca (37-26). Esa fue la resistencia de los Magic, donde D.J. Augustin, 15 puntos, quizá fue el más destacado. Espectacular curso el suyo, sin hacer demasiado ruido, pero firme a los mandos de una nave a la que dio el 0-1 en la serie el pasado 13 de abril con ese triple casi sobre la bocina.

Leonard, fino estilista

Pero Toronto es más equipo y esa verdad se acaba imponiendo. También ayer. ha completado una serie monumental. La cerró este martes con 25 puntos y un impoluto 5/5 en triples. Cada acierto desde el perímetro era un clavo en el ataúd de Orlando. Leonard ha promediado en esta primera ronda 27,8 puntos, lo que le hace tener el promedio más alto de la historia de los Raptors para una eliminatoria de playoffs. Hasta el momento, ese honor recaía en Vince Carter y sus 27,3 puntos en la 2000-01. Superado.

A su lado, en unos Raptors que llegaron a ganar por 37 tantos, notables , 24 puntos y 3/5 en triples,  Kyle Lowry, 14 tantos y 9 asistencias, o un Marc Gasol que más allá de rozar el doble-doble, con 9 puntos y 9 rebotes, sigue demostrando que cada día se adapta mejor a su rol en Canadá. Desde el banquillo, aportes importantes de Norman Powell, 11 unidades, de , 10 tantos, de Fred VanVleet, que con un triple a inicios del segundo cuarto cortó el intento de remontada del rival, e incluso de Jodie Meeks, quien completó una bonita transición con Ibaka.

Cuartas semifinales seguidas y reedición de lo vivido en 2001

Y quintas en la historia. Los Raptors se han metido en semifinales desde el año 2016, sin pausa. Estas son sus cuartas semifinales en fila, sí, pero tienen la teórica fortuna de no encontrarse ya con su demonio, un LeBron James que les destrozó en 2017 y 2018, a los mandos de Cleveland, con dos sendos 4-0. Antes, en 2016, en la cima de la franquicia que fueron las Finales del Este, también Cleveland y LeBron cortaron los sueños canadienses.

Ahora, el rival será Philadelphia, con factor cancha a favor para los de Nurse y con el anhelo no solo de repetir lo de 2016 sino de llegar a sus primeras Finales de la NBA. La otra semifinal que atesoran los Raptors antes de 2016 corresponde al año 2001, donde se vieron las caras con la Philadelphia de Allen Iverson, que derrotó a los de Ontario por un ajustado 4-3. Luego los 76ers perderían las Finales de la NBA contra los Lakers. Ahora, casi dos décadas después, se reeditan esas semifinales del Este.

(Fotografía de portada: Vaughn Ridley/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

Denver recupera su esencia y pone el 3-2 en la serie ante San Antonio

La reacción de los jugadores de la NBA al memorable triple de Damian Lillard

Siguiente