Troy Weaver cuenta con Griffin y Rose para su proyecto en Detroit


El nuevo general manager de la franquicia de Michigan cree que mantenerlos alejados de lesiones es el primer objetivo

¿Nuevos aires en Detroit? Parece que a medias. La franquicia de Michigan cerró hace escasos días la contratación de Troy Weaver como general manager, un puesto que llevaba dos años vacante mientras era Ed Stefanski quien se ocupaba de las operaciones de baloncesto tras su aterrizaje en mayo de 2018 como asesor principal. En aquel momento se dio por hecho que su llegada suponía la búsqueda de un GM, pero la realidad ha sido tan distinta como para que haya sido ahora cuando se le ha puesto nombre propio a tal cargo.

Las dudas desde el primer momento con la firma de Weaver se ceñían a hasta qué punto tendría libertad y peso para tomar decisiones. Algunas fuentes han señalado que deberá informar de todo a Stefanski como paso previo a ejecutar movimientos; otras sin embargo apuntan a que será más bien un tándem con equidad. A falta de conocer cómo queda exactamente la jerarquía en la gerencia de los Pistons, lo que parece claro es que Weaver no arriba a Michigan con una revolución bajo el brazo, sino que prefiere optar por la prudencia y trabajar sobre la base actual.

Cuestionado por su planes, el nuevo general manager de la franquicia del norte de Estados Unidos ha señalado que desea construir a partir de Blake Griffin y Derrick Rose, a quienes ve en situación de ayudar a que los Pistons remonten el vuelo mientras son rodeados por jóvenes con talento.

“Estamos entusiasmados con la idea de mantenerlos sanos y ayudarlos a avanzar. Sentimos que tenemos una buena mezcla entre los jóvenes y estas dos piezas básicas para poder empezar desde ahí; pero obviamente tenemos mucho trabajo que hacer con el proyecto y la agencia libre”, comenta en palabras recogidas por Eric Woodyard de ESPN durante su presentación con la organización.

Centrándose en el caso de Griffin, espera que tras una dura campaña marcada por los problemas físicos pueda demostrar a todos el jugador que es. “Sé que está ansioso por volver y mostrar a la gente qué jugador es después de solo poder disputar algunos encuentros el año pasado. Mientras Blake esté bajo contrato vistiendo el uniforme de los Pistons, espero trabajar con él para que pueda ayudarnos a restaurar el equipo. Definitivamente está en nuestros planes de futuro”.

Sin duda es una de las grandes incógnitas de Detroit para la temporada 2020-21. Tras firmar una sensacional campaña 2018-19 en la que llegó a ser All-Star con 24,5 puntos de promedio (máximo en su carrera NBA), en la 2019-20 solo ha podido jugar 18 encuentros llegando a ser operado en su rodilla izquierda. ¿Puede volver al nivel que vieron en Detroit en su primera campaña con ellos? Eso esperan.

Con quien parece haber menos escepticismo es con Derrick Rose. Aunque su historial de lesiones es uno de los más dolorosos de la historia de la Liga, en las últimas dos campañas parecen haber encontrado el equilibrio entre sus esfuerzos en pista y los descansos para poder rendir a gran nivel. Si ambos alcanzan su mejor versión los Pistons serán un equipo que asegurará diversión a los espectadores.

(Fotografía de Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.