Unos Suns arrolladores ponen el 2-0 ante Denver


Phoenix continúa transmitiendo grandes sensaciones en estos playoffs. Tras la gran imagen del Game 1, el cuadro de Arizona volvió a vivir una noche fantástica en el segundo encuentro de la serie, en el que se impuso por 123-98 para ampliar su distancia en la eliminatoria y acumular ya dos de las cuatro victorias necesarias para acceder a las Finales de Conferencia.

Fue un encuentro que los de Monty Williams dominaron en todo momento, y en el que de hecho solo fueron perdiendo durante los 17 segundos que duró el 0-2 en el marcador. De ahí en adelante, el dominio fue siempre suyo, un dominio que se hizo notar especialmente en una segunda mitad que fue una fiesta en el Phoenix Suns Arena. Los locales lucieron intratables y llegaron a contar con una ventaja de hasta 31 puntos, dando un severo correctivo a unos Nuggets que necesitarán mejorar muchas cosas ahora que la serie viaja a Colorado.

Y es que Denver, pese a contar con el MVP de la temporada en sus filas, no supo dar apoyo suficiente a un Nikola Jokic más solo que de costumbre. El serbio, con 24 puntos, 13 rebotes y 6 asistencias, volvió a jugar a un nivel fantástico, pero la escasa ayuda recibida en ataque dejó a los suyos muy cortos de anotación e hizo que la desventaja fuera tan grande que el pívot ni siquiera pisó la pista en el último cuarto. De hecho, solo otros tres hombres alcanzaron los dobles dígitos: Michael Porter Jr. y Paul Millsap con 11 tantos, y Will Barton, que regresó tras 20 partidos de ausencia por lesión, con 10.

“La de hoy sido una actuación vergonzosa tanto por mi parte como por la de todos los jugadores” dijo Malone, muy severo en sus declaraciones. “Hemos salido a caminar con la cabeza bajada. Con razón su público ha gritado ‘Suns en cuatro’. Confían en barrernos porque si volvemos a jugar así en Denver esta va a ser una serie muy rápida”.

Recital del mejor CP3

Todo lo contrario ocurrió en los Suns, donde fueron muchos los hombres que dejaron buenos números y cuajaron minutos importantes. Ninguno, eso sí, como Chris Paul, quien tras arrancar los playoffs renqueante por sus problemas en el hombro, ha sabido ir de menos a más y esta madrugada firmó un nuevo recital de dirección y control del juego. Si bien sus 17 puntos no resultan demasiado impresionantes por sí solos, lo hacen al combinarlos con su 60% de acierto en el tiro, sus 15 asistencias y sus 0 pérdidas, así como con la solvencia que transmite al verle jugar y dominar la pista en todo momento.

El base, no obstante, terminó como segundo máximo anotador de los suyos, superado ligeramente por los 18 tantos de Devin Booker, quien firmó también un doble-doble al coger 10 rebotes. Las mismas capturas sumó DeAndre Ayton, quien además logró 15 puntos, mientras que Mikal Bridges terminó tercero con 16.

Phoenix, que tras los dos tropiezos ante los Lakers ha enlazado cinco victorias consecutivas, viaja ahora a Denver con la moral por las nubes y en busca de al menos un triunfo que les deje la serie muy encarrilada. Veremos si los Nuggets son capaces de revertir la actual tendencia, o de los contrario los Suns tendrán en su mano su regreso a las Finales del Oeste por primera vez desde 2010.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.