Allan Houston podría escalar en el organigrama de los Knicks


El ex jugador de la franquicia neoyorquina es actualmente general manager del equipo afiliado de la G League

Allan Houston puede formar parte del equipo de trabajo de Leon Rose, nuevo presidente de operaciones de baloncesto de los New York Knicks. Según informa Stefan Bondy de New York Daily News, el actual general manager del los Westchester Knicks (equipo afiliado de los neoyorquinos en la G League) podría ser ascendido dentro del organigrama gerente de la franquicia.

Con Hilo de Seda casi podemos hablar de un superviviente. Unido a los Knicks desde hace bastantes años, ya en 2013 sonó para ser general manager de los de La Gran Manzana tras desempeñarse justo como asistente de GM. Sí, Houston estaba en la oficina antes de la turbulenta etapa de Phil Jackson y lo sigue estando pese a los múltiples cambios de gestión que se han dado por el camino.

¿Qué cargo ocuparía? No está del todo claro. Según el citado periodista, y a la espera de que Leon Rose tome las riendas tras cerrar los compromisos adquiridos en su actual trabajo con CAA, el actual vicepresidente de desarrollo de jugadores, Craig Robinson, ya tiene sus responsabilidades reducidas, por lo que por ahí podría haber un sitio; más aún entendiendo que fue contratado por el recientemente despedido Steve Mills. En cuanto al actual general manager, Scott Perry, su cargo no parece correr peligro, ya que tiene una estrecha relación con William Wesley, hombre de confianza de Rose en CAA.

Creando una identidad

Tras el adiós de Phil Jackson en 2017 Houston señaló que los Knicks necesitaban una identidad. “Todo empieza con identificar lo que quieres ser y luego salir ahí fuera y hacerlo. Cuando jugaba aquí era muy emocionante porque teníamos una identidad muy clara. Se trata de establecerla de nuevo otra vez”, señalaba desconociendo que al llegar a 2020 poco habría cambiado y que el punto de partido sería casi idéntico.

Los Knicks, sabedores de que el rumbo que han llevado en los últimos cursos no conducía a parte alguna, parecen estar listos para una profunda remodelación que ponga las bases de una nueva cultura. La necesitan. A día de hoy la atracción del equipo para los grandes jugadores es casi ninguna, y para revertir tal situación tienen un enorme trabajo por delante. Con o sin Houston, toca ponerse manos a la obra.

(Fotografía de Ilya S. Savenok/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.