Beal, dispuesto a firmar una extensión… con condicionantes

El escolta quiere ver cómo se mueve Washington durante el verano antes de tomar una decisión definitiva

La situación de no ha cambiado en los últimos días. El escolta, con un gran mercado en la liga, es foco de interés de numerosos equipos que han preguntado por él a lo largo de la campaña 2018-19 (incluyendo el presente). Ante tal movimiento alrededor de su jugador, los siempre se han mantenido firmes en la idea de mantenerlo en plantilla, plan que incluiría el firmarle una extensión de contrato.

Cuestionado por tal posibilidad, el shooting guard de los capitolinos se muestra abierto a estudiarlo, si bien tiene claro que cualquier decisión llegaría únicamente tras comprobar a dónde se dirige el equipo. “Lo he pensado, pero no lo he procesado en su totalidad. Aún me quedan dos años. Acabamos de reclutar a Rui Hachimura y quiero ver qué hacemos en la agencia libre antes de tomar una decisión final. Ni siquiera se me ha ofrecido oficialmente. Hasta que eso ocurra todo es esperar y pensar. Tendré bastante tiempo para procesarlo todo y tomar una decisión en el momento adecuado”, comentó tras la entrega de los premios de la temporada regular.

Beal no se cierra puertas. Entiende que seguir en Washington sería un gran ajuste para su carrera, ya que ello le acercaría a ser uno de esos jugadores que pasan toda su carrera en el mismo equipo. Sin embargo, alberga dudas sobre si ese camino le permitirá cumplir sus expectativas. “Sería ingenuo decir que no estaría interesado en las conversaciones de una extensión. Washington es donde he estado los últimos siete años, y me dirijo a los ocho. Sería genial jugar en un solo sitio. Pero al mismo tiempo quieres ganar y asegurarte de que estás en condiciones de hacerlo. Voy a evaluar a quién contratamos como general manager y a quién sumamos al equipo. Todo juega un papel importante”, sentencia.

La determinación del escolta no es nueva. Nada más concluir el curso para los Wizards expresó sus dudas sobre la dirección que llevaba el equipo, algo que sin duda se ha extendido hasta el presente. Porque ya no se trata de que esté más o menos inclinado a continuar, sino que desde la propiedad tampoco se han dado pasos firmes desde entonces. Mover a John Wall, con un enorme contrato y lesionado de gravedad, no es una opción. Y menos si por ahora no se ha contratado a ese general manager que espera el propio Beal. El propietario, Ted Leonsis, señaló hace escasos días que confiaba totalmente en quienes están de forma interina al mando, pero la realidad es que han encarado tanto el Draft como la agencia libre sin una figura fuerte al frente de la oficina. Para convencer a Beal van a tener que apretar el acelerador.

(Fotografía de Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Boston pone sus ojos sobre Kemba Walker

Los Mavericks ofrecerán un contrato máximo a Kristaps Porzingis

Siguiente