DeAndre Jordan, cuatro días para resolver sus dudas


Se ha quedado sólo, y ahora no sabe qué hacer. El año pasado fue Chris Paul (con su beneplácito); éste ha sido Blake Griffin (traspaso no consensuado). Del Big Three tan solo queda él, y la plantilla de los Clippers es, a día de hoy, de una volatilidad impredecible. Tiene tantas posibilidades de crecer como de quedarse en tierra de nadie. Y ahí, en medio del meollo, está DeAndre Jordan con su player option por 24,1 millones de dólares.

Ahora queda tan solo esperar y ver si la ejecuta, y tiene para decidirse hasta el viernes; toda opción no haya sido activada entonces, prescribe. Y dos días después, el 1 de julio, se abre la persiana de la agencia libre. Pero el pívot, informa Brad Turner de LA Times, está indeciso.

El mercado, para variar, es una jungla salvaje en la que los pívots considerados de élite son la presa más codiciada. DeAndre lo sabe, y de renunciar a su opción en L.A. no parece difícil que consiguiera firmar por una cifra anual similar y por varios años.

Anillo o corazón

La última vez que el pívot salió a la agencia libre reculó en el último instante, dejando a los Dallas Mavericks con dos palmos de narices. Pero lo que le empujó por entonces a permanecer en los Clippers (Paul y Griffin) ya no está.

LeBron James no llegará. El anillo se aleja de su mitad del Staples. ¿Merece la pena aguantar un año más? En menos de un mes soplará los treinta en su tarta de cumpleaños. Aunque hace no tanto él mismo aseguraba que su intención es seguir cazando lobs para el goce de la afición angelina otros diez años más.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.