Draymond Green no firmará una extensión este verano

Nada más hacerse con el anillo, el propietario de Golden State , Joe Lacob, aseguraba que este verano iban a intentar firmar extensiones de contrato a Klay Thompson y Draymond Green. El objetivo está claro. Se trata de asegurar cuanto antes la continuidad de un equipo que puede seguir acumulando campeonatos: y de paso, ahorrar algunos millones de dólares. Pero su plan choca con la realidad.

Aunque ninguno de ellos se ha pronunciado aún, el padre de Thompson prácticamente descartaba tal posibilidad al asegurar que “probablemente las negociaciones continuarían en verano de 2019“. Descartado el escolta, quedaba por saber qué intenciones tiene Green. Pues bien, fuentes de Chris Haynes de ESPN también rechazan que el ala-pívot vaya a estampar su firma estas vacaciones.

El citado periodista explica que una vez los Warriors ofrezcan la extensión de contrato a Draymond, este la rechazará, ya que al igual que Thompson está en disposición de cerrar un acuerdo mucho más lucrativo si espera a 2020, año en el que concluye su actual vinculación con los de Oakland.

Ciñéndonos a los términos económicos, Green podría firmar este verano una extensión de 3 años y 72 millones de dólares que se activaría al comenzar la campaña 2020-21. Si espera a ser agente libre y cumple con uno de los siguientes requisitos en el curso 2018-19: ser MVP, ser Defensor del Año o estar en uno de los mejores quintetos, activaría la posibilidad de firmar un contrato súper máximo que se proyecta en cinco años y 226 millones de dólares.

La hora de Durant

Kevin Durant llegó en 2016 a Golden State perdonando dinero, y renovó doce meses después con la misma fórmula. Eso se ha terminado. Como él mismo dijo hace meses, si se repitiese esa situación ya se estarían aprovechando de él, por lo que en semanas firmará por el máximo sin lugar a dudas; tanto es así que Lacob ha admitido que el MVP de las últimas Finales “conseguirá lo que quiera”.