Drummond seguiría en Cleveland hasta la fecha límite de traspasos


El futuro de Andre Drummond está en el aire. El pívot All-Star maneja una opción de jugador por valor de 28,7 millones de dólares que según él mismo afirma aún no sabe si ejercerá. Aunque prefiera mantener las cartas escondidas, la realidad es que extraño sería verlo renunciar a ella ante el mercado que se avecina, en el cual los equipos no verán aumentado el límite salarial y podrían optar por ahorrar dinero. Quizás por ello su entrenador en Cleveland, J.B. Bickerstaff, ha señalado recientemente que planea el futuro de los Cavaliers contando con Drummond.

A la espera de que el center certifique su continuidad en los Cavs haciendo efectiva su player option, no cesan los rumores que apuntan a que esa decisión se convertirá en el paso previo a verlo salir traspasado. Desde que llegase a la franquicia de Ohio en febrero de 2020, no fueron pocos los especialistas que tildaron su paso por Cleveland como una escala de cara a su próximo destino. Tal posibilidad se vio frenada poco después por la suspensión de la Liga, pero ahora, con la cercanía de una campaña para la que todas las fechas han quedado fijadas tras el acuerdo entre NBA y NBPA, la rumorología ha vuelto a calentarse.

Dado el poco entendimiento entre organización y jugador para acordar una extensión de contrato, en estos momentos verlo certificar el año que le queda y salir traspasado es lo más probable. Así, la pregunta dejaría de rondar alrededor del qué pasará para centrarse en el cuándo. Sobre este dilema Chris Fedor de Cleveland.com señala que si Drummond es protagonista de un intercambio, este se dará cerca de la fecha límite de traspasos.

Según fuentes del citado periodista, la mejor opción de los Cavaliers para cerrar un acuerdo irá apareciendo conforme se acerque la fecha límite de traspasos. Tiene lógica, en estos momentos los equipos aspirantes pueden mostrarse reticentes a sumar 28,7 millones de dólares a sus libros. Sin embargo, una vez alguno de ellos tenga la necesidad de apuntalar su plantilla con un hombre grande, podría abrirse una puerta.

Por números, Drummond debería tener un sitio asegurado en la NBA, y es que hablamos de un chico que el año pasado promedió 17,5 puntos y 11,1 rebotes en los ochos partidos que pudo disputar con los Cavs. Pero claro, el hecho de que su juego se desarrolle casi de manera exclusiva en la pintura es una importante resta cuando la liga ha evolucionado a tener sobre el parqué a cinco hombres que pueden lanzar desde cualquier parte. Su dificultad para defender a jugadores abiertos tampoco acompaña. ¿Alguien apostará por él? Toca esperar.

(Fotografía de Michael Reaves/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.