Gordon Hayward planea dejar la burbuja por el nacimiento de su hijo


El alero de los Celtics, Gordon Hayward, ha declarado que abandonará la burbuja de Disney World para estar presente en el nacimiento de su cuarto hijo si su equipo todavía sigue vivo en la competición. Se espera que su mujer, Robyn, de a luz en el mes de septiembre. Las Semifinales de Conferencia están programadas para dar comienzo, como muy tarde, el 30 de agosto, mientras que las Finales del Este deberían haber dado comienzo el 15 de septiembre. Si los Celtics logran alcanzar dicha ronda, es muy posible que no puedan contar con el alero.

“Estaré con ella cuando nazca el bebé. Es una decisión bastante fácil para mí. He estado en el nacimiento de cada uno de mis hijos. Hay cosas más importantes en la vida que el baloncesto”, afirmó Hayward para el medio ESPN.

Estas situaciones están recogidas en el extenso protocolo organizado por la NBA y no pilla a nadie por sorpresa. Todo jugador que abandone la burbuja estará obligado a superar una cuarentena de diez días y luego pasar dos pruebas de coronavirus antes de unirse de nuevo a la competición. (Actualización: En estas circunstancias concretas bajo autorización de la liga, si un jugador abandona la burbuja durante menos de siete días y da negativo en las pruebas de COVID-19, la cuarentena se reducirá a cuatro días).

Hayward no es el único jugador que enfrenta este tipo de situación, ya que se espera que la esposa de Mike Conley de a luz a finales de agosto. “Lo importante en ese caso sería poder ver a mi mujer y al bebé. Me siento más cómodo sabiendo que podría ir a verlos en cualquier momento”, afirmó el base.

La perspectiva de estar tanto tiempo alejados de amigos y familiares es uno de los principales aspectos que puede pesar a los jugadores durante el aislamiento, un proceso que comenzará oficialmente el lunes. Si bien los jugadores podrán estar acompañados tras la primera ronda de los playoffs, los miembros del personal no están autorizados a invitar a familiares o amigos en ningún momento de la burbuja, algo que el entrenador Brad Stevens ha criticado con el fin de modificar la normativa.

Durante la misma entrevista, Hayward admitió que ha jugado durante la temporada con molestias intermitentes en su pie izquierdo y teme que puedan ser secuelas de la devastadora lesión que sufrió en su primer partido con los Celtics en 2017. “Desearía tener una respuesta. Creo que puede tener relación con la lesión que tuve. He estado entrenando de forma regular todo este tiempo. Obviamente no estoy al 100% pero he tratado de mantenerme en forma. No hay duda de que me siento mucho mejor, solo que a veces siento dolor en el pie.”

(Fotografía de portada de Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.