Grupos de derechos civiles recomiendan a los Raptors no mudarse a Kansas City


Kansas City ha surgido como un posible hogar temporal para los Raptors de cara al curso 2020-21. Las grandes restricciones fronterizas impuestas por el gobierno canadiense no posibilitarían el constante trasvase de viajes del equipo. Así, pese a que en Toronto confían en no tener que trasladarse, ya son muchos los destinos que han sonado como posibles sedes temporales.

Sin embargo, la ciudad situada en el estado de Misuri no está gozando de una gran popularidad en sectores externos a la NBA. Tres grupos defensores de los derechos civiles del área de Kansas City han advertido, tanto a la liga como a la franquicia, de que este emplazamiento no es el lugar adecuado para mantener la postura social exhibida durante los últimos meses.

Estas asociaciones enviaron una carta conjunta al comisionado Adam Silver explicando sus preocupaciones sobre el posible traslado al lugar, según fuentes de KMBC. Los grupos citaron varios incidentes recientes en la ciudad y afirmaron que el “uso de actitudes racistas por parte de la policía es un hecho rutinario”. También señalaron específicamente al jefe de policía y al alcalde por no abordar estos problemas.

“Si bien sería un gran honor y un gran entusiasmo para los aficionados que la NBA eligiera a Kansas City como sede de los Toronto Raptors, hay algunos problemas que reemplazan los intereses económicos y de ocio”, recoge la carta. “La protección de las vidas de los negros sigue siendo nuestra preocupación más urgente. Kansas City es una gran ciudad deportiva pero también es un lugar donde las fuerzas del orden han demostrado una hostilidad extrema y una fuerza excesiva hacia los negros.”

Nada más publicarse esta misiva, tanto el departamento de policía como el alcalde de Kansas City, Quinton Lucas, remitieron un comunicado al mismo medio. Ambos aseguraron que están totalmente comprometidos a servir tanto a los residentes como a los visitantes del área de Kansas City y que continuarán “garantizando la seguridad de cualquier equipo deportivo” que acuda a la ciudad.

“Felicito a nuestras organizaciones a favor de los derechos civiles por recordar a nuestra ciudad que la preservación de las vidas de los negros debe ser una preocupación urgente para nuestra comunidad y nuestros socios”, declaró el alcalde en su comunicado. “Desafortunadamente, al igual que en Toronto, Chicago, Philadelphia y la mayoría de las ciudades NBA, tenemos mucho trabajo por hacer para asegurar que todos nuestros vecinos negros se sientan seguros en todas sus interacciones con las fuerzas del orden. Independientemente de nuestro futuro con la NBA, seguimos comprometidos con ese trabajo esencial.”

Así, este comunicado por parte de los grupos defensores de los derechos civiles puede haber echado por tierra las aspiraciones de Kansas City de volver a contemplar in situ un partido de la NBA. Recordemos que esta ciudad fue el hogar de los actuales Sacramento Kings entre 1972 y 1985, antes de su traslado definitivo a California.

No son pocas las ciudades que han querido acoger a los Raptors durante esta temporada 2020-21. La primera en concretarse fue Louisville y desde entonces han sonado destinos tan alejados y variopintos como Newark, Tampa Bay o Nashville.

(Fotografía de portada de Michael Reaves/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.