Isaiah Thomas asegura estar completamente recuperado: “Aún puedo contribuir en esta liga”


Conocemos muchas historias sobre figuras de la NBA que tuvieron que superar un auténtico calvario a causa de las lesiones antes de sentirse nuevamente jugadores. Pero quizá ninguna otra es tan actual y dolorosa como la que rodea la figura de Isaiah Thomas. De aspirar a un contrato máximo a ser rechazado constantemente y prácticamente mendigar una oportunidad. Un salto tremendo cuya caída se ha prolongado durante tres años. Ahora, por fin, el base cree estar muy cerca de ver la luz al final del túnel.

Cinco meses después de ser sometido a un nuevo procedimiento quirúrgico en la cadera, el dos veces All-Star ha postulado su candidatura a regresar a la NBA para la temporada 2020-21. Thomas ha declarado sentirse completamente recuperado y listo para ayudar desde el banquillo a cualquier franquicia que apueste por él.

“Ha sido como el día y la noche para mí”, afirmó el base al medio ESPN. “No siento dolor. He recuperado por completo mi rango de movimiento. Durante tres años intenté jugar con los mejores jugadores del mundo con solo una pierna. Necesitaba la ayuda de mis hijos para ponerme los calcetines por la mañana. Ahora puedo levantar pesas. Puedo hacer sentadillas. Puedo hacer ejercicio dos veces al día. Puedo cortar y parar, cortar y correr. Y ahora tengo evidencias para demostrarlo.”

Hace siete meses, Thomas recaló en los Clippers procedente de Washington en un acuerdo a tres bandas en el que también participaron los Knicks. Lo que parecía una nueva oportunidad en una franquicia candidata al título se convirtió en una nueva pesadilla: el jugador sería cortado unos días después.

Algo tenía que cambiar si pretendía resucitar su carrera. Así, decidió acudir al doctor Edwin Su, un reconocido médico de Nueva York. La cadera de Thomas se apoyaba hueso sobre hueso, el dolor era terrible y la descompensación de su lado derecho comprometían constantemente su equilibrio. El propio doctor ha reconocido que la intervención fue todo un éxito y que el jugador luce especialmente bien. “Está jugando como si hubieran pasado ocho meses desde la cirugía, no solo cinco. Es muy trabajador. Se mueve rápido y es capaz de saltar y pivotar”, afirmó Su.

Los problemas de cadera de Thomas comenzaron tras sufrir una lesión en los playoffs de 2017 cuando defendía la camiseta de los Celtics. Por aquel entonces había completado la mejor temporada de su carrera. Disputó su segundo All-Star Game consecutivo y promedió 28,9 puntos por velada. Una producción lo suficientemente grande como para ser el quinto jugador más votado para el premio al MVP de la temporada. Sin embargo, aquella lesión echó al traste su carrera. No pudo disputar los últimos tres encuentros de las Finales del Este y finalmente fue traspasado a Cleveland a cambio de Kyrie Irving.

Desde entonces solo ha podido disputar 84 partidos en tres años y su contrato ha servido como moneda de cambio o inmediato descarte en todos sus destinos: Cavaliers, Lakers, Nuggets, Wizards y Clippers. Ahora, está listo para completar su particular redención a sus 31 años de edad.

“De alguna manera, el tiempo libre debido al COVID-19 fue una bendición disfrazada para mi carrera. Me permitió tomarme el tiempo necesario para realizar este procedimiento y volver físicamente al nivel que necesito para competir en la liga. Tomé la decisión correcta y estoy ansioso por demostrar a la gente que puedo contribuir a un equipo de nuevo.”

(Fotografía de portada de Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.