James Harden y Russell Westbrook, preocupados con la nueva dirección de los Rockets


Con la marcha de Mike D’Antoni y Daryl Morey, los Houston Rockets han dado un giro de 180 grados en apenas semanas. Esto ha supuesto un duro golpe, ya que se han ido las dos figuras que más importancia tenían fuera de la pista en la franquicia tejana. Un cambio que bien podría haber disgustado a sus dos grandes estrellas, Russell Westbrook y James Harden, según informa Adrian Wojnarowski en ESPN.

Tal y como apunta ‘Woj’, sus dos pesos pesados estarían preocupados con la actual situación del equipo. Un punto de vista que, supuestamente, han trasmitido a la dirección de los Rockets de forma directa. Sus inquietudes están centradas en cómo el equipo rendirá la siguiente temporada, ya que ambos no ven a los Rockets como un verdadero contender. De este modo, los que fueran compañeros en los Thunder se estarían planteando una posible marcha. Pese a que ninguno de los dos ha pedido su traspaso, esta es una posibilidad a tener en cuenta de cara al futuro más próximo.

Con los dos MVP entrados en la treintena, lo más lógico es que busquen un proyecto ganador. Pese a sus grandes carreras en la NBA, ninguno ha ganado un anillo, lo que podría ser un motivo de peso por el que abandonar los Rockets. Además, al firmar por un máximo, los dos tienen un contrato parecido, pues a ambos les restan dos temporadas por más de 85 millones de dólares y una opcional por una cantidad cercana a los 47. Dos contratos grandes que tendrían que salir vía traspaso, lo que supondría una complicada situación para los tejanos. 

Harden y Morey, una historia de amor interminable

Por otro lado, es más que conocido que Daryl Morey ha tratado de que su relación con James Harden fuera la mejor. Incluso, el ex general manager fue demasiado bondadoso con el escolta, llegando al extremo de configurar una plantilla a su alrededor y forzar al equipo a jugar en un sistema que explotase sus virtudes y escondiese sus defectos. O también, pasando por alto la mala preparación física de “La Barba” que tanto ha influido a finales de temporada.

Ahora que al de California se la han acabado parte de sus privilegios y parece que tanto Stephen Silas como Rafael Stone quieren jugar con sistemas más versátiles, el máximo anotador de las últimas tres temporadas no querría renunciar a su acomodada posición. Así, estos rumores también podrían ser una medida de presión viendo la gran cantidad de cambios que se avecinan.

Es evidente que esto dará que hablar, y con Daryl Morey como presidente de operaciones en otra franquicia NBA, el problema puede ser mucho más serio de lo que parece en un principio. Desde que llegara el de Wisconsin a Philadelphia, se ha empezado a especular con la posibilidad de que James Harden estuviera interesado en unirse a los 76ers y viceversa. 

(Fotografía de portada de Bob Levey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.