Los 76ers seguirán de cerca la situación de James Harden


Poco han tardado los medios de comunicación en sugerir un interés de los 76ers en James Harden. Nada más hacerse oficial la contratación de Daryl Morey como nuevo presidente de operaciones de la franquicia de Pensilvania, una información procedente de The Athletic sugiere que en Philly tienen un gran interés en adquirir al ocho veces All-Star.

Ahora bien, existen muchos conceptos a aclarar. Hace apenas dos semanas, el propietario de los Rockets, Tilman Fertitta, aseguró que entre sus planes a corto plazo no se encuentra el traspasar a James Harden o Russell Westbrook. “No hay razón para desmantelar la plantilla. Esta seguirá siendo nuestra visión durante los próximos años. James y Russell tienen poco más de 30 años. No vamos a deshacer nada. Planeamos competir. Haremos todo lo posible para ganar”, recalcó el dueño de la franquicia al medio CNBC.

Pese a estas declaraciones, los rumores no solo no se esfumaron si no que se intensificaron aún más con la contratación de Morey. Así, una información posterior aseguró que en Texas están “cien por cien seguros” de no traspasar al escolta. Eso sí, se abría las puertas a su salida pero solo en un hipotético escenario: que fuera el propio jugador el que así lo decidiera.

Harden ha echado el cierre a una temporada fantástica en lo individual. El MVP de 2018 lideró la NBA en anotación con 34,3 puntos por partido y un amplio de margen sobre su más próximo perseguidor, Bradley Beal (30,5). Por su parte, los Rockets finalizaron la regular season con un récord de 44-28, cayendo eliminados en Semifinales de Conferencia ante Los Angeles Lakers. Sin embargo, la salida de Mike D’Antoni y el propio Morey han sumido a la franquicia en un estado de incertidumbre e inminente cambio de rumbo.

Por otro lado, Morey siempre se ha caracterizado por ser muy agresivo en sus movimientos y no tener reparo alguno en firmar operaciones de riesgo con el objetivo de situar a su equipo en el mejor contexto deportivo posible. No obstante, en su reciente presentación como presidente aseguró que no tiene como objetivo el trasladar el sistema de los Rockets a Philadelphia. Una premisa que no se cumpliría en caso de confirmarse una operación por Harden. Al menos no tras un primer vistazo.

De momento, en Houston se mantienen firmes en su postura. Al escolta todavía le restan tres años de contrato, la última sujeta a una player option. Sin embargo, esta posición podría cambiar por completo si desde los 76ers ponen sobre la mesa a una de sus dos máximas estrellas: Joel Embiid o Ben Simmons.

(Fotografía de portada de Kim Klement – Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.