John Beilein podría dejar el banquillo de Cleveland en los próximos días


El entrenador y la gerencia de la franquicia de Ohio se han reunido para abordar su posible adiós al equipo

Lo que mal empieza, mal acaba. Este dicho popular está a punto de hacerse realidad con John Beilein, un entrenador que a sus 66 años tomó el mando de los Cleveland Cavaliers tras una gran carrera en la NCAA ,y que ahora está a punto de salir por la puerta de atrás de la franquicia de Ohio.

Esa es la información que maneja Adrian Wojnarowski de ESPN. Según fuentes del prestigioso periodista, la gerencia del equipo y el técnico han mantenido reuniones durante el receso por la celebración del All-Star para tratar su futuro al frente del vestuario. Las conversaciones habrían girado en todo a la posibilidad de que Beilein deje su cargo como head coach de manera prácticamente inmediata.

Sin que haya un tiempo límite para que la situación quede cerrada, Wojnarowski explica que se espera que Beilein se tome unas 24-48 horas para tener clara su decisión. Esta llegará en todo caso una vez se vuelva a reunir con el general manager de los Cavs, Koby Altman, con quien se verá durante hoy lunes.

Ya sea más pronto que tarde, los días de Beilein en el banquillo de Cleveland parecen contados. En la misma línea que su homólogo en los medios de comunicación, Shams Charania de The Athletic explica que la creciente ola hacia su marcha podría no romper con su adiós en los próximos días, pero sí que haría que su permanencia no se alargase casi con total seguridad más allá del final de la presente temporada.

Deslices por el camino

Más allá de los resultados deportivos del equipo, un 14-40 en estos momentos, a Beilein le está pasando factura su falta de adaptación a la NBA así como varios incidentes con los jugadores. Cuando la temporada apenas había comenzado, sus métodos causaron cierta molestia en el vestuario; tanto es así que se filtró que algunos chicos querían que dejase el equipo. Beilein salió al paso diciendo que los jugadores estaban con él mientras que Tristan Thompson afeaba su comportamiento a quien hubiese hablado.

Esa fue la primera crisis, pero no la única. Ya en el mes de enero, y sin que el equipo diese demasiadas muestras de mejora, una sesión de vídeo provocaba un cisma en el seno de la franquicia después de que Beilein dijese a sus chicos que ya no jugaban “como un montón de matones”. El veterano técnico señaló que lo había dicho por error y de forma inconsciente, pero el daño ya estaba hecho.

Cinco años firmados

Aunque el comienzo ha sido duro, la gerencia de los Cavaliers parecía dispuesta a superarlo manteniendo en el banquillo a Beilein, a quien en verano habían firmado un contrato por cinco temporadas. Esa perspectiva ha cambiado. Según fuentes de ESPN, en la dirección de la franquicia entienden que la división con el entrenador no tiene solución, y que por ello lo mejor es que separen sus caminos.

En cuanto a Beilein, éste tampoco estaría cómodo en su actual cargo. Amigos y allegados al técnico aseguran que no es feliz en los Cavaliers, donde las derrotas acumuladas (están en reconstrucción), así como varios desencuentros con aficionados y jugadores le han minado la moral. Con esto, todo parece dicho. Ninguna de las partes está convencida de que continuar juntos sea positivo.

(Fotografía de Jason Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.