Los Timberwolves buscan un revulsivo: interesan John Collins y Aaron Gordon


En Minnesota pasan a la ofensiva. Los Timberwolves finalizarán la primera mitad de la temporada con el peor récord de toda la NBA pero tratarán de impulsar un cambio en la segunda. La primera piedra ya ha sido puesta con el despido de Ryan Saunders.

El base español Ricky Rubio hablaba el otro día de la necesidad de instaurar buenos hábitos y construir una cultura. Por ahí parece que irán los tiros y podrían venir de la mano de alguna operación de cierta magnitud. Particularmente, con el objetivo de reforzar el puesto de ala-pívot.

Según ha informado el periodista Shams Charania, los Timberwolves quiere añadir mayor versatilidad a su juego interior y para ello han focalizado su atención sobre John Collins y Aaron Gordon. El general manager Gerson Rossas ya mantuvo conversaciones importantes con los Magic antes de que Gordon sufriera un esguince de tobillo el mes pasado. Y se espera que estos contactos se reanuden a medida que su regreso a las canchas se acerque, el cual no debería de prolongarse mucho más allá del All-Star Game.

En caso de no concretarse finalmente un acuerdo, el plan B señalaría directamente hacia Atlanta. Los Hawks están tratando de recuperar el pulso a los playoffs tras el ascenso de Nate McMillan al puesto de head coach pero el futuro de John Collins sigue apuntando fuera de Georgia.

(Fotografía de portada de Douglas P. DeFelice/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.