Los Timberwolves no tienen claro qué hacer con su número uno del draft


Si no se producen cambios de última hora, menos de un mes nos separa de la celebración del draft de 2020. Los Timberwolves disponen de la primera selección de un evento que está fechado para el próximo 18 de noviembre. Desde los despachos de la franquicia no tienen a un candidato que destaque por encima de los demás, mientras no descartan traspasar el pick.

Las propias particularidades de esta temporada están dificultando especialmente la toma de una decisión. Eliminada la posibilidad de realizar workouts privados y hallándonos ante una camada en la cual no destaca ningún nombre de forma notable por encima de los demás, el propio presidente de operaciones de los Timberwoles, Gersson Rosas, ha admitido que todavía se hayan inmersos en el proceso de selección.

“No hay ningún muchacho que haya destacado por encima del resto del grupo, pero estoy muy seguro de que a medida que avancemos en este proceso identificaremos al mejor jugador para nuestra organización”, señaló Rosas durante una comparecencia por Zoom recogida por ESPN. “Falta menos de un mes pero nos sentimos bien con este draft. Nos sentimos bien porque estamos en una posición privilegiada. Después de estudiar a estos muchachos durante seis o siete meses, estaremos muy seguros en la noche del draft.”

Además de seleccionar en primera posición por segunda vez en su historia, los Wolves también disponen de los picks 17 y 33. En Minnesota comenzarán a realizar entrevistas personales en breve para evaluar de cerca todas las posibilidades, incluidos escenarios de traspaso, antes de confeccionar el plan definitivo de cara al draft.

“Normalmente estudiamos el draft del número uno hasta aquel que consideramos que es un jugador que se puede seleccionar”, prosiguió el directivo. “Y evaluaremos a esos muchachos para estudiar escenarios de traspaso, trade back, trade out, contratación de jugadores no drafteados, oportunidades en ligas menores y toda aquella información que podamos estudiar hasta entonces.”

De momento, no ha salido a la luz nombres concretos que pudieran interesar en Minnesota. Más bien, lo que se ha sugerido es que los Wolves podrían utilizar dicho pick como moneda de cambio para adquirir una tercera estrella con la que reforzar el binomio estelar formado por Karl-Anthony Towns y D’Angelo Russell. Por un lado, el propio Rosas explicó en un podcast a Tom Haberstroh de NBC Sports que les gustaría traspasar el número uno por un jugador que les ayudase a ganar desde ya. Por otro, Kevin O’Conner de The Ringer señala que la sensación entre los ejecutivos de la liga es que Minnesota quiere traspasar su selección para conseguir un jugador con capacidad de crecimiento que ayude a Towns y Russell.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.