Luka Doncic, escogido por los Hawks, jugará en Dallas

¡Y se resolvió la mayor incógnita de la noche! Los Dallas fueron, desde el principio, la franquicia que exhibió con más descaro su deseo de incorporar al MVP de la Euroleague a sus filas... y damos fe que lo han conseguido.

Tenían el pick 5, pero parecía improbable que aguantara tanto en salir. Memphis, filtraban los rumores, no lo dejaría escapar; así que los Atlanta , propietarios del pick 3, han sido el salvoconducto.

Apenas un par de minutos antes de que Adam Silver encarase el atril por tercera vez, la noticia se dispersó como la espuma, con Adrian Wojnaroswski ejerciendo de vocero. Intercambio de picks y una primera ronda adicional de 2019, es el sobrecoste de hacerse con el esloveno. Los Mavs, a petición de Atlanta, han seleccionado a la otra perla exterior del Draft, , y así ya han podido oficializar el intercambio.

De acuerdo a la información que maneja Marc Stein del New York Times, la ronda adicional que reciben los Hawks por este intercambio está protegida entre los puestos 1 y 5 en 2019 y 2020; entre los puestos 1 y 3 en 2021 y 2022; sin protección en 2023.

Evocando el pasado

En 2001, hace 17 años, los Hawks también se encontraron en la noche del Draft con la elección número 3, puesto en el que eligieron a Pau Gasol para traspasarle inmediatamente junto Brevin Knight y Lorenzen Wright a los Grizzlies a cambio de Shareef Abdur-Rahim y Jamaal Tinsley. El propio Pau Gasol recordó aquel hecho y felicitó a .

Destino inmejorable

De este modo, el presente de Europa comenzará a labrarse su futuro en la NBA en uno de los lugares más idóneos posibles. Antes de nada incidir en que esta se trata de la segunda elección más alta que realizan los Mavs en el Draft desde que seleccionaran como número 2 a otro prodigio del perímetro, Jason Kidd, en 1994.

Doncic llega para formar pareja de backcourt (desplazando sobre el papel a Wesley Matthews) con Dennis Smith Jr., jugador de segundo año y una de las sensaciones de la anterior camada de rookies. También tendrá de compañero a otro novato elegido en el puesto 33, Jalen Brunson, un prometedor base.

El enganche lo formará Harrison Barnes, obligado sin demora a tomar el timón del equipo y rendir al nivel que se espera de él (y su nómina). Y para contentar la nostalgia, tendremos a Dirk Nowktzki. A años luz de su apogeo, todo lo que Doncic pueda aprender del mejor europeo de la historia antes de su retirada (imposible obviar el relevo generacional, centroeuropeo por centroeuropeo), será un regalo impagable.

Además estará bajo la tutela de Rick Carlisle, uno de los técnicos más carismáticos de la NBA y fundamental para guiarle en los primeros pasos de su adaptación; Doncic necesitará al mejor mentor posible, y con Carlisle tiene esa baza asegurada.

Turno del pívot

Para terminar de cerrar el esperanzador proyecto, Mark Cuban cuenta con suficiente espacio salarial como para dar aún más calidad a la plantilla a través de esta agencia libre (¿Cousins?).

Los Rockets son, hoy por hoy y por derecho propio, el equipo referencia de Texas. Pero esta noria nunca deja de girar.