Memphis estudia traspasar a Parsons junto al ‘pick’ 4

Cuando Memphis firmó en 2016 a  por cuatro años y 94 millones de dólares, ni los más pesimistas podían imaginar que la apuesta se convertiría en el que puede ser tildado a día de hoy como el contrato más tóxico de la NBA.

Porque así es. En dos temporadas con los de Tennessee solo ha podido jugar 70 partidos sin alcanzar nunca la decena de puntos de promedio; es más, su tope está en el curso recién terminado, en el cual ha llegado hasta los 7,9. En cualquier caso, su ínfima aportación es achacable a las lesiones y no al mal ojo de los Grizzlies, que en su momento superaron en reclutamiento a Blazers y Lakers; eso sí, conocían de sobra sus problemas de menisco.

Volviendo al presente, la realidad es que al alero le restan dos años de contrato por un montante global de 49,2 millones de dólares. ¿Qué quiere hacer Memphis? Encontrar la forma de quitárselo de encima. Con ese objetivo, y según fuentes de Michael Scotto de The Athletic, los Grizzlies están evaluando el mercado poniendo sobre la mesa en un paquete comercial a Parsons y su elección número 4 del Draft 2018.

¿Alguien picará?

Cierto es que conseguir el pick 4 de cara a un Draft que se estima bastante bueno es un caramelo apetecible, pero incorporar a Parsons le resta casi todo el dulzor. Aunque los interesados en conseguir tal selección estén inmersos en una reconstrucción y no tenga la necesidad de ganar ya, 49,2 millones es un enorme precio a pagar por un activo que no deja de ser una incógnita. Más sentido tendría desde la óptica de Memphis, pero deberán pensarlo bien. Perder el número 4 solo por quitarse un contrato de encima puede acabar saliéndoles caro. Quizás si se hiciesen a cambio con otro pick de primera ronda, permitiéndoles así sumar una pieza interesante a su actual bloque, podría salir bien.