Mike D’Antoni: opción para el banquillo de Philadelphia


Así es. Casi tan pronto como Mike D’Antoni anunciaba que no continuaría en Houston Rockets, se conocía que uno de sus posibles destinos –dado el interés del equipo– es Philadelphia. La franquicia de Pensilvania, inmersa en la búsqueda de un nuevo head coach tras el despido de Brett Brown, tendría en D’Antoni a uno de los candidatos señalados para tomar las riendas de la organización, tal y como informa Adrian Wojnarowski de ESPN.

Sin entrar aún en un análisis profundo, claro está que para los 76ers supondría un importante cambio, casi podríamos decir que radical. Brown, sin tener un estilo de juego prefijado, ha adaptado los esquemas para intentar sacar el máximo partido de sus estrellas: Joel Embiid y Ben Simmons. D’Antoni, impulsor del run & gun con aquellos fantásticos Phoenix Suns de Steve Nash, así como precursor de unos Houston Rockets que directamente han jugado esta temporada sin pívots, suele decantarse por adaptar la plantilla a su sistema. ¿Podría hacer eso en Philadelphia? Complicado.

El plan de los Sixers parece pasar por mantener juntos a Embiid y Simmons, quienes además tienen contrato a largo plazo –el primero hasta 2023 y el segundo hasta 2025–. Ese es el escenario en el que debería moverse D’Antoni. Las preguntas se hacen solas. Ben Simmons no lanza triples, algo que para D’Antoni (y casi que para toda la NBA) es actualmente una religión, y Joel Embiid es un pívot; D’Antoni no ha puesto uno en pista desde que Houston traspasase a Clint Capela en febrero. Pero no todo son obstáculos. Si la idea es jugar rápido, Simmons te permite que cada jugada sea prácticamente un contraataque. Si se trata de lanzar triples, Embiid ya ha demostrado que puede hacerlo con solvencia. Cuestión diferente es que el pívot All-Star necesite tener mucho el balón en sus manos para desarrollar sobre el parqué todo su potencial.

Más allá de jugadores, para Philadelphia se trataría casi de una revolución en cuanto a estilo. En la campaña 2019-20 los de Pensilvania son el equipo que más ha jugado en el poste, algo que para D’Antoni no pasa de ser un espacio a dejar libre para poder penetrar. Además, los 76ers tienen un roster de gran tamaño con otros chicos como Al Horford o Tobias Harris, siendo el segundo quien más se adaptaría quizás a lo que han sido los Rockets de esta temporada. Sobre estos dos jugadores, sus enormes contratos hacen que moverlos –si así lo desean– sea todo un reto para la gerencia de Philadelphia.

Viejo conocido

A favor de la candidatura de D’Antoni –si quiere el puesto– está que ya conoce la organización desde dentro. En el curso 2015-16 fue contratado como entrenador jefe asociado de Brett Brown, cargo que ostentó mientras Elton Brand aún era jugador y hasta que los Rockets llamaron a su puerta. Como jefe del vestuario de la organización de Texas ha sumado un balance de 217-101 en temporada regular. Aunque a nivel colectivo no ha alcanzado unas Finales, sí que ha posibilitado que James Harden haya sido el máximo anotador de la competición en las tres últimas campañas logrando igualmente ser MVP en 2018.

Indiana y New Orleans, al acecho

La realidad es que a D’Antoni no le faltan pretendientes. Quizás la opción de Philadelphia, por historia y nivel de sus jugadores, sea la más llamativa, pero no por ello deja de haber otras. En la NBA parece haber convencido el estilo del veterano técnico; tanto es así que antes de conocerse que no seguiría en Houston ya se filtró por parte de Adrian Wojnarowski de ESPN que los Indiana Pacers estaban interesados en contratarle. A ellos se unieron poco después los New Orleans Pelicans, conjunto que según Kevin O’Connor de The Ringer también tendría a D’Antoni entre sus candidatos al banquillo.

Otras opciones para Sixers

A estas alturas todo son posibilidades sin certezas. El nombre de Mike D’Antoni puede estar sobre la mesa del despacho de Philadelphia, pero ni mucho menos ‘camina’ sin compañía. Otros candidatos fuertes a hacerse con la vacante en la Ciudad del Amor Fraterno son Tyronn Lue y Billy Donovan. El primero de ellos aparece como un objetivo para casi todos los equipos que buscan técnico, si bien ya se llevó el primer ‘no’ hace escasos días por parte de Brooklyn Nets, quienes decidieron confiar en Steve Nash. También se ha mencionado que Billy Donovan podría ser el elegido. Ya desvinculado de Oklahoma City Thunder, la gran campaña que ha cuajado con ellos puede abrirle las puertas de otra franquicia.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.