Oladipo podría jugar finalmente en la burbuja de Orlando


La estrella de Indiana daría marcha atrás después de haber anunciado a principios de julio que no estaría en la reanudación de la temporada

Apenas 10 días después de asegurar que no participaría en el final del curso 2019-20 para continuar su rehabilitación y llegar en plenas condiciones físicas al 2020-21, Victor Oladipo podría recular en tal determinación para jugar finalmente con los Indiana Pacers en la burbuja de Orlando; informa Shams Charania de The Athletic.

Según el citado periodista, el optimismo respecto a su presencia sobre las canchas del ESPN Wide World of Sports Complex llega después de verle entrenar con total intensidad junto a sus compañeros, participando incluso en ejercicios de cinco contra cinco. Que pueda entrenar al nivel del resto del equipo no es una sorpresa. Oladipo se rompió el tendón cuadricipital de su rodilla derecha en enero de 2019, una gravísima lesión que lo tuvo sin volver a las canchas hasta seis semanas antes de la suspensión de la NBA por la pandemia de coronavirus; es decir, hablamos de 14 meses de parón en su carrera. Sin embargo, el hecho de que regresase y llegase a jugar 13 partidos con el equipo denota que listo para jugar estaba, aunque quizás no al cien por cien.

Más allá de su estado físico, lo que hace dudar a los de Indianapolis y al propio jugador sobre su participación en Disney World son las condiciones únicas de la burbuja, las cuales pueden ser catalogadas de estresantes. Según explica el fisioterapeuta del jugador, su lesión, aún totalmente restablecida, es propensa a crear nuevas dolencias en los siguientes años. “Este tipo de lesión tarda un tiempo en recuperarse. Es una lesión muy rara. Regresó, entró en la rotación y su rodilla respondió realmente bien, pero entonces hubo que parar por la pandemia. Ahora estamos pidiendo a los muchachos que se preparen en 21 días. Esa es una ventana escasa temporalmente para una persona con su tipo de lesión”, recalca.

Lo cierto es que aunque Oladipo anunciase que no retornaría a las canchas hasta la campaña siguiente, el hecho de que asegurara que de igual modo acompañaría al equipo en la burbuja hizo que muchos se preguntasen: ¿para qué? Pasar todo el proceso de cuarentena y vivir en la burbuja alejado de sus familiares y allegados no parecía el mejor contexto si el objetivo era seguir recuperándose. Ahora es lógico plantearse si en su cabeza siempre estuvo la posibilidad de cambiar de idea y saltar a la cancha.

Si Oladipo opta finalmente por jugar será sin duda un gran impulso para los Pacers. Pese a que en los encuentros que disputó tras la grave lesión se quedó en 13,8 puntos con un 39,8% en tiros de campo, se trata igualmente de la principal estrella del equipo, de ese jugador que los rivales vigilarán en todo momento. Si está acertado y puede jugar a un nivel parecido a cuando fue All-Star en 2018 los de Indianapolis sonreirán. Si da un nivel algo inferior, todavía será una distracción para los rivales.

(Fotografía de Brian Munoz/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.