¿Qué equipos están en condiciones de fichar a Jabari Parker?

Partamos de que está sujeto a las cadenas de la agencia libre restringida; de longitud suficiente para otear el perímetro y dejarse querer, insuficientes para soltarse del todo. Los Milwaukee siempre podrán pegar el último tirón, y retener a . Eso sí, barato no les va a resultar.

Tampoco desmesuradamente caro. Las dos lesiones graves que ha tenido el número 2 del Draft 2014 favorecen en este aspecto a los de Wisconsin. De haber podido desplegar su juego de forma continuada, sin frenazos de casi temporadas enteras (183 partidos disputados en RS de los 328 posibles), estaríamos hablando de un contrato máximo sin discusión. El talento se sale por los poros de la piel a Jabari.

Y aunque de primeras (es la pandemia de moda, la nueva fiebre del ladrillo) se dijo que exigiría el máximo para renovar, el forward ha ido reculando (ligeramente) en su ambición. Este verano no es precisamente el de la bonanza económica, pero es el que le ha tocado a Parker para encauzar sus próximos años en la NBA.

‘Veinte de los grandes’

Ya no caerán los 35 ni los 30 millones por temporada. Eso es una utopía que no va a ocurrir. La cifra entorno a la que nos moveremos será los 20 kilos.

Hace apenas dos semanas hablábamos de los equipos que estaban muy interesados en Parker. Eran 76ers, Kings, Jazz, Bulls, Pacers, Hawks, Suns y Nets. Varios de ellos han jugado ya sus manos en este mercado. Ahora, la lista de aspirantes, podemos arriesgar, ha quedado reducida a tres. Hawks, Bulls y Kings.

Pues a día de hoy, solo estas tres franquicias cuentan con la suficiente holgura en su economía como para acometer el fichaje del jugador. Parker ya sí se conformaría con un contrato de 20 millones.

 

Chicago, de inicio, llevaría la delantera, pues estos jugarían la baza emocional. Parker nació y creció en Windy City, y ya sabemos el importante papel que habitúa a jugar el hogar en los jugadores de la NBA a la hora de tomar este tipo de decisiones. Clima/familia/diversión/impuestos; cuatro de los factores exógenos que más peso tienen, junto a la oferta en sí, llegado el momento de firmar.

Fuentes de Woelfel’s Press Box señalan además que su franquicia natal está bastante interesada en el jugador, y sondea poner en breves una cifra sobre su mesa.

Algo similar, informa Adrian Wojnarowski, se cuece en Sacramento, donde no se resignan a no mejorar su plantilla. Los Kings quieren un quinteto titular potente; lo intentaban hace unos días con Zach LaVine, pero los Bulls se lo arrancaron de las manos. ¿Volverá repetirse la puja, con mismo vencedor y vencido?

En todo caso, no lo olvidemos, los Bucks (que aún sin firmar a Parker ya están en los 116 millones en nóminas para esta temporada, 15 por encima del límite salarial), propietarios de un mercado pequeño y, por ende, una mercadotecnia limitada, tienen siempre la última palabra.

*Fuente de la imagen: Spotrac