Westbrook y Harden: ¿una opción real?


Un dominó de dos piezas. La marcha –tras pedirla– de Paul George, rumbo a los Clippers, puede desencadenar de inmediato la del gran icono de los Oklahoma City Thunder: Russell Westbrook.

Un divorcio no sólo amistoso y consensuado entre franquicia y point guard, sino que además podría estar contando con la colaboración mutua con la intención de hallar la mejor solución para ambos, ya que, después de todo, la relación que se ha fraguado durante la última década entre Thunder y Wesbrook (son ya once temporadas en el mismo barco), con sus claros y oscuros, es muy especial.

El primer lugar que mencionamos como posible destino, justo tras conocerse el traspaso de George, han sido los Heat de Miami. Pero no son los únicos. De hecho, los equipos con los que empiezan a especular numerosos medios norteamericanos son varios: Timberwolves (tras el chasco de D’Angelo), Knicks (tras los chascos en general), Magic (para acompañar a Vucevic en su multimillonaria renovación), Pistons (¡Griffin merece compañía!)… y la opción que traemos a este post y que, parece, es la más corpórea de entre todas. Los Houston Rockets.

Trueque de bases

El rumor parte de Sam Amick y Brett Dawson, sendos periodistas de The Athletic. Según ellos, diversos ejecutivos de la NBA han apuntado a Houston como uno de los principales candidatos a pujar por Russ, teniendo en cuenta dos consideraciones: en primer lugar, la obsesión de Daryl Morey por juntar (y experimentar con) estrellas en un asalto al Oeste que cada año se antoja más difícil que el anterior; y en segundo lugar, porque traer a Westbrook significaría deshacerse, a cambio, de Chris Paul: de la persona (no un besties, precisamente, de James Harden) y de su contrato (chapapote).

Los contratos de Wesbrook y Paul, como bien ha visto Brian Windhorst de ESPN, son prácticamente idénticos en cuanto a suma anual. Dos súper-máximos. Pero hay un pequeño y vital matiz que los diferencia: el de Westbrook dura un año más (una player option en 2022-23 por más de 47 millones de dólares). Ahí podría estar el punto clave que podría empujar a los Thunder a acometer este intercambio (además de alguna que otra ‘primera ronda’ para terminarse de convencer).

Reencuentro: ahora como MVP’s

Westbrook y Harden. Un dúo que no vemos en conjunto (más allá del USA Team) desde la 2012-13, cuando en OKC decidieron apostar por Serge Ibaka por delante de La Barba.

Hoy, más de siete años después, ambos jugadores suman un MVP en sus vitrinas. El backcourt más eficiente, no lo sabemos, pero uno de los más verticales y espectaculares de la Liga, de llegar esta nueva locura a cuajar (menuda agencia libre sería ya), sin lugar a dudas.

(Fotografía de portada de Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.