Roy-Hibbert-vs-Derrick-Rose

Análisis: Bulls contra Pacers

Para estos Playoffs 2011, hemos solicitado a un grupo de bloggers y periodistas que nos den su punto de vista sobre cada franquicia que participa en las eliminatorias por el título. Ellos han seguido minuciosamente a sus equipos a lo largo del año y saben muy bien qué pueden esperar de ellos. Comenzamos con la eliminatoria entre Chicago e Indiana .

Playoffs NBA 2011 Bulls vs Pacers
#1 Chicago Bulls (62-20) – #8 Indiana Pacers (37-45)
(3-1 a favor de Chicago en temporada regular)

CHICAGO BULLS

Por Javier Mercadal

¿Cómo llegan los Bulls a la eliminatoria?
Líderes. No se puede decir más. Chicago ha logrado el mejor récord de la Liga (62-10) y lo ha hecho gracias a un excelente final de temporada. Son 21 victorias más que el pasado curso, una cifra magnífica que refrenda la apuesta por el entrenador novato Tom Thibodeau y el trabajo realizado en la confección de la plantilla durante el verano.

Un logro cimentado en un final de curso digno de una matrícula de honor. Los Bulls son el equipo con mejor balance tras el parón del All Star (24-4). Además, poseen el honor de ser equipo con la mejor racha vigente ya que sus últimos nueve partidos se cuentan por triunfos. Estos datos les hacen ser el equipo más caliente de cara al tramo decisivo de la campaña. Un rendimiento que ha llenado de ilusión al United Center.

Puntos débiles y fuertes
Fuertes: Chicago es un equipo y juega como tal. En una época en la que las confecciones de plantillas buscan la acumulación de estrellas, los Bulls han optado por construir una rotación fuerte y equilibrada. Una decisión que, de momento, se ha mostrado acertada. Los roles están delimitados y cada jugador sabe cuál es su papel dentro del conjunto, eliminando así cualquier posibilidad de frustración. No hay duda de que el factor diferencial se llama . El joven base mueve el engranaje y el resto de la rotación exterior se muestra encaminada a cubrir sus deficiencias. Así, Bogans y Brewer ofrecen defensa mientras que Kyle Korver y Luol Deng se muestran letales en la anotación lejana al aro. El mismo patrón sigue la pareja Boozer-Noah, pensada para alcanzar la armonía en el poste bajo.

Débiles: Queda en el aire el rendimiento que tendrá el equipo en playoffs. Pese a que la mayoría tiene experiencia en estas lides, quizás puedan padecer de vértigo al verse como favoritos de repente. No hay ningún ganador de anillo entre los hombres importantes y la veteranía es un grado en este tipo de batallas. Rose, Deng y Noah son los supervivientes de la eliminatoria ante los Celtics de hace dos años, una de las mejores de la última década, por lo que tratarán salir victoriosos esta vez.

El jugador clave
Derrick Rose es el hombre. No solo del equipo, o de la eliminatoria. El base de tercer año es el nombre propio de la temporada, en la que ha explotado de manera definitiva. Una deflagración que no por prevista ha dejado de resultar sorprendente y excitante de contemplar. Como si de un castillo de fuegos artificiales se tratase.

Es rápido. Muy rápido. Fuerte y dedicado. Anota, asiste e, incluso, ayuda al rebote. Sus números, 25 puntos, ocho asistencias y cuatro rechaces por noche, son espectaculares. Aunque lo es más su influencia en el juego. Cuando está sobre el parqué es el hombre a buscar, y no duda en ceder la pelota a algún compañero desmarcado si la ocasión lo requiere. Su especialidad son, sin duda, las penetraciones de canasta. Es donde explota todo su potencial físico, capaz de derribar un muro si se lo propusiese, aunque su mejora en el tiro exterior es más que evidente.

Previsión
Siendo el mejor récord del año, no resulta atrevido esperar que pasen de ronda con facilidad. Su rival, Indiana, le ha ganado un partido esta temporada por lo que no debe subestimarlo. El trabajo de Deng sobre Granger parece vital, aunque el factor cancha y la mayor profundidad de los de rojo debe decantar la serie. Pronóstico: 4-1.

INDIANA PACERS

Por Alberto Mora

¿Cómo llegan los Pacers a la eliminatoria?
La temporada de Indiana ha sido muy irregular, ha tenido muchos altibajos llegando a jugar grandes partidos y ganando en plazas importantes como el Staples Center (Lakers) o el America Airlines Arena de Miami y con noches que es mejor olvidarlas. Además, sufrieron el cambio de entrenador, Jim O’Brien (17-27), despedido tras perder precisamente ante Chicago, lo que también contribuyó a que la inestabilidad reinara en el seno de la franquicia. Pero Fran Vogel (20-18) ha sabido devolver al equipo a una situación de equilibrio, aunque haya tenido unas rachas de derrotas consecutivas que hicieran dudar de la presencia de la franquicia en la postemporada. Las sensaciones de cara a la primera ronda son buenas; Indiana no tiene nada que perder, solo ganar experiencia de cara a próximos años, por lo que la presión sobre ellos es cero. Se llega con la plantilla al completo, sin lesiones, salvo Lance Stephenson, quien parece haber incumplido las normas de la franquicia y no será convocado con total seguridad, lo que no le impide que pueda viajar con el equipo a Chicago.

Puntos débiles y fuertes
En los duelos individuales los Pacers tienen las de perder en casi todas las posiciones, Rose nunca va a poder ser defendido por con garantías (quizás Vogel haga alguna variante con Dahntay Jones sobre el base), el físico del que puede ser MVP está a años luz del pequeño base de UCLA. y forman una dura pareja interior que mezclan experiencia por parte de Carlos y garra por la del francés, por lo que parece claro que se impondrán a la formada por y , unos “novatos” en estas situaciones. Es decir, 3 posiciones claves que pueden hacer que la balanza caiga de un lado.

Las únicas posibilidades de poder torear y hacer una buena faena por parte de Indiana es en dominar el ritmo de juego y tener acierto de cara al aro, ya se demostró que este equipo puede tener muy buenas rachas en ataque (recuerden aquel cuarto ante Denver con 20-21 en tiros de campo) y tienen tiradores de sobra para hacer daño desde el exterior: , Brandon Rush, Mike Dunleavy e incluso el novato Paul George. El único pero a esto es que Chicago también es un equipo que sabe jugar a un ritmo alto, con Derrick Rose a la cabeza, por lo que quizás no sea tan sorprendente ver que los partidos se vayan a marcadores por encima de los 100 puntos.

El jugador clave
Dudo entre dos, Danny Granger o Roy Hibbert, pero dado que la lucha bajo aros va a estar interesante me decanto por el producto de Georgetown. Roy comenzó la temporada de una manera excelente, tuvo un primer mes muy bueno incluso su nombre salió de cara al premio de “jugador más mejorado”, pero poco a poco comenzó a desinflarse y a estar solamente correcto, rozando en algunos partidos la mediocridad.

La llegada de Vogel al banco le devolvió un protagonismo que perdió con Jim O’Brien y este final de temporada ha estado a un nivel superior. Su aportación en ataque puede ser clave, al igual que su poder intimidatorio, importante ante el juego de Derrick Rose. Eso si, deberá cuidar unos de sus puntos débiles, mejorado esta temporada, que no es otro que el borrarse de los partidos con faltas rápidas y absurdas.

Pronóstico
4-1 Chicago Bulls. Aunque mi corazón me dicta un 4-2 pero no creo que Indiana sea capaz de ganar dos partidos a unos Bulls que han finalizado la temporada de una manera brutal.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.