Celtics-descanso

Boston Celtics: saber descansar

Hace algunas noches, en la cargada atmósfera de Playoffs que se vivió en el Madison Square Garden, tenía un problema en sus manos. Uno con el que muy pocos entrenadores están familiarizados a estas alturas del año.

Al principio del último cuarto, con los Knicks emitiendo señales de poder derrotar a los en el partido del pasado lunes, Rivers desesperadamente quiso poner de nuevo en pista a para restablecer el orden en defensa. Llegó un momento en el que miró a Garnett y a punto estuvo de gritar su nombre. Pero fue entonces cuando se acordó del número 34.

¿Paul Pierce?. No en este caso. El número 34 hace referencia al tiempo límite de minutos por partido de Kevin Garnett que Doc Rivers se ha jurado no superar.

Porque lo último que ahora Rivers puede permitirse es quemar a Garnett, incluso si esto significa renunciar a un fuerte final de regular season o hasta perder la primera posición de la Conferencia Este. Así que, con vistas a los meses de Mayo y Junio (cuando ese partido contra New York ya estará más que olvidado), Rivers no hizo saltar a Garnett a la cancha. Los verdes al final igualmente se llevaron el partido (86-96), pero eso, ahora y aquí, no es lo importante.

Hemos visto esta estrategia en otros entrenadores de otros equipos, especialmente aquellos que acumulan más años en la Liga. es conocido, entre otras cosas, por haber seleccionado muy bien sus piezas esta temporada para poder dar el máximo descanso posible a Manu Ginobili y . La reciente lesión de tobillo de Duncan no debe hacer peligrar el primer puesto del Western a San Antonio, pero sí altera la voluntad del coach Pop de hacer descansar al argentino todo lo que él quisiera en estas últimas semanas de temporada regular.

Para equipos como Celtics, o , que han ganado recientemente anillos y saben que pueden igualmente ganar partidos con otros jugadores en pista, es vital no sobrecargar ahora a los jugadores clave. La posición final a la que lleguen cara a los Playoffs, no es la prioridad.

Pero para un equipo como los , que llegarán a la post-temporada con un entrenador rookie y con muchos de sus nuevos jugadores debutando también en Playoffs con la franquicia (Boozer, Korver, Brewer…), terminar fuerte y llegar lo más arriba posible en la Conferencia Este quizá sea el camino. No en vano, no es lo mismo encontrarse en primera ronda con los Knicks o los Sixers, que hacerlo con los Pacers o los Bobcats. Ese es el beneficio de terminar primeros en el Eastern este año, una primera ronda de calentamiento.

Caso de estudio (o la excepción que confirma la regla): . El escolta angelino anotó 42 puntos (record de la temporada) el pasado martes en el partido de las tres prórrogas ante Phoenix. Y lo hizo sobre un tobillo ya demasiado tocado. Pero si uno cree que Bryant va a reducir sus minutos sobre el parqué, con los Lakers ganando 14 de sus últimos 15 partidos, es que no conoce lo gran competidor que es. No toca descansar ahora, pues Los Angeles tiene serias opciones de conseguir el segundo puesto de su conferencia. El remedio de Kobe es otro, y lo lleva practicando ya muchos años durante algunas fases de la temporada: no entrena. Se lo reserva todo para los partidos.

Rivers sabe lo que se hace. El año pasado, con los Celtics en posiciones más bajas en la clasificación, el coach de Boston ya sentó en alguno de los últimos partidos a Garnett, Pierce o Allen (perdiendo ocho de sus últimos catorce partidos y cayendo hasta la cuarta posición final en el Eastern). Y la estrategia funcionó cara a aquellos Playoffs. Este año, además, con la introducción de algunos nuevos jugadores provenientes de Oklahoma City, así como la vuelta de lo que tienen que ser piezas importantes a partir del mes de Abril (léase, Shaq), parecería justificado tirar de nuevo de descanso en algunos de estos veteranos.

Diferentes caminos, todos válidos, para un mismo objetivo: llegar al mes de Junio en bloque y sin lesiones. Hay demasiado en juego.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.