Lakers: Kobe, delega y vencerás

En cierto modo, el Camp de 2012 viene a ser una actualización del Camp de 2010. El talento abunda y el mandato del “todo o nada” impera desde la primera sesión de entrenamiento.

Y por ello, también, se repite la pregunta que perseguía a Miami cuando los Heat se entrenaron en la base aérea de Florida Panhandle en octubre de 2010: ¿De quién es el equipo?

El planteamiento tiene trampa pero, aún así, alguien ha caído en ella este año como sucedió dos años atrás, y esta vez ha sido : “No quiero entrar en el ‘bueno, compartimos responsabilidades’. No. Éste es mi equipo, ¿entendido?”, fueron las primeras palabras al respecto. Aunque, en honor a la verdad, inmediatamente matizó: “Pero quiero asegurarme que sea el de cuando yo me retire”.

Los Heat afrontaron la cuestión de otra forma en 2010, afirmando que ese no era el equipo de nadie, y sí de , y a partes iguales. El concepto en sí fracasó en manos de Mark Cuban y sus Mavs en las Finales de la primera temporada del Big Three como unidad. Tanto, que algo cambió drásticamente en el Año 2 de James, Wade y Bosh en los Heat.

Dwayne Wade dio un paso atrás. Clara e irremediablemente. La hasta entonces estrella del equipo, un jugador que, en esencia, tenía el rol que Kobe tiene ahora que empieza una nueva era en L.A., detectó que no hay mejor manera de adaptar a una nueva estrella en tu equipo que darle aquello que más hará que se adapte: las llaves de los sistemas ofensivos.

Así que Wade se las dio a James, y James le dio a la franquicia (y a Wade) un nuevo anillo.

Nada fácil para Dwayne Wade aceptar dar ese paso. Las grandes estrellas del deporte profesional que, honestamente y siempre, piensan en el bien del conjunto antes que en su propio bien, siguen siendo una entre un millón. Pero lo acertado y meritorio de la decisión de Wade está no tan solo en el Larry O’Brien Throphy que para siempre más estará en las vitrinas del American Airlines Arena de Miami, sino también en el MVP que LeBron James logró la temporada pasada, tanto en temporada regular como en las Finales.

Así que la dolorosa transición personal de Wade puso a los Heat en una situación mejor, además de fortalecer el brillante futuro a medio plazo de la franquicia con un jugador más joven y, aunque parezca mentira, todavía capaz de rendir a mejor nivel que el mostrado hasta el momento. Ya sabéis, algo parecido a lo que se puede decir de Dwight Howard o, al menos, lo que los Lakers esperan que se pueda decir.

Existe, sin embargo, un elemento clave diferente en la nueva jerarquía a la que se deberían enfrentar estos nuevos Los Angeles Lakers: por muy fea que se pusiera, que se puso, la primera temporada de James en Miami, Bron tenía un nuevo contrato de largo recorrido, sin cláusula de salida durante cuatro temporadas, concretamente. Howard, sin embargo, no tiene compromiso alguno con Los Angeles una vez termine este curso, con las misteriosas nuevas normas sobre extensiones de contratos o limitaciones financieras que incluye el Convenio Colectivo firmado en 2011 casi forzándole a salir a la free agency en el verano de 2013.

Esta es la razón por la que, si el propio Kobe cree que el futuro de la franquicia laker pasa por Dwight Howard como center, Bryant deberá empezar a compartir responsabilidades en ataque con él desde el principio.

En 2010, en Miami se juntaron tres jugadores de la misma draft class, en el mismo momento de sus carreras. En 2012, en cambio, en L.A. se juntan un jugador todavía (se espera) con su mejor momento por llegar (Howard), otro cuyo mejor momento ya pasó pero aún capaz de demostrar que es uno de los mejores tres jugadores de la Liga (Bryant), y finalmente otro en los últimos (y todavía vigorosos) coletazos de su andadura profesional (Nash). No es lo mismo.

Así que si Kobe no empieza a delegar (también) en Howard este año, ¿cuándo lo hará?.

Es bien sabido que un jugador del talento, autoexigencia y competitividad que tiene Bryant, como sucedía con Michael Jordan, tiende a pensar que está en su mejor momento de juego mientras siga en activo, pero eso es falso. Sirva el ejemplo de Wade: la decisión de dar un paso atrás en “su” franquicia ha tenido daños colaterales irreparables (reputación inferior, caída en las estadísticas, peores ratios… si hasta su acuerdo con las Jordan Brand se ha acabado rompiendo). Pero resulta que, a cambio, tiene un segundo anillo de campeón en su mano, algo difícilmente imaginable cuando los Heat estuvieron 4 años sin ganar una eliminatoria de Playoffs desde que en 2006 ganaran el título.

La última tendencia de las superestrellas NBA de cambiar de aires cuando ven que en sus anteriores conjuntos ya no pueden liderar, no aplica para Kobe. Bryant, como Magic, Worthy o West, no se moverá de los Lakers, pero eso no significa que no se equivoque si quiere seguir acaparando todo el único protagonismo de su equipo en ataque. El camino del éxito de jugadores ya en sus últimos buenos años de baloncesto en Los Angeles lo marcan Chamberlain, Abdul-Jabbar o McAdoo, delegando todos carga ofensiva en esa última época.

Como Phil Jackson ha declarado recientemente sobre la cuestión: “debes hacer sentir a Howard que es parte vital del proyecto desde el día uno”. Amén.

Evidentemente, estos ya no son los Lakers del Maestro Zen y sí siguen siendo los de Kobe Bryant. Pero de las intenciones de éste último en cuanto a involucración de sus compañeros dependen, no tan solo las aspiraciones de su equipo en post-temporada y su ansiado sexto anillo, sino también, y quizá más importante, las decisiones de Dwight Howard en cuanto a dónde desarrollar sus mejores años de baloncesto.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • GoBulls!

    Kobe es demasiado cabezón y orgulloso para delegar. Hasta que se retire, la franquicia será suya, los últimos tiros se los jugará él, las decisiones en los últimos minutos en los tiempos muertos no las dará Brown, las dará Kobe, si quiere un nuevo entrenador lo tendrá, si no está a gusto con un compañero, a este lo traspasarán. Es su equipo y no se lo va a cambiar nadie.

    Genial el artículo para dar a conocer que a veces los títulos individuales llegan con el compromiso colectivo, pero sin embargo, creo que esa forma de ser no es la de Kobe Bryant.

    • Mario

      Hay una parte de mí que dice que tienes toda la razón y otra parte que me dice que Kobe este año delegará mucho juego en Nash y Howard. El juego interior de Lakers este año debería ser el mejor de la liga, de lejos, y Kobe no es tonto. Creo que está maduro como para afrontar ese cambio en su juego. En las Olimpiadas no le fue mal dejando tirar el carro a James y a Durant.

      Pd.- que ganas que empiece esto!!! :3

      • Patoi

        Creo que ahí has dado en el clavo. Kobe ya ha tenido que delegar, por ejemplo en el equipo de USA, con el orgullo que él tiene era como para que no lo hiciera pero lo hizo. Este año Kobe será el lider, pero sabrá hacer jugar mucho a Nash en la conducción y a Howard bajo el tablero. Está maduro ya y sabe que TIENE que hacerlo…

      • GoBulls!

        No es lomismo. USA Team es otra historia, ahí hay egos por todas partes, los Lakers son el equipo de su vida, ha crecido como jugador allí, ha sido el jugador franquicia prácticamente desde que llegó y no creo que quiera que eso cambie.

      • Patoi

        Él lo dijo, este será el equipo de Howard cuando él no esté. Y para que eso suceda Howard tiene que renovar al finalizar esta temporada. Kobe no es tonto y sabrá hacer sentir a gusto y parte importante, como dijo Phil Jackson, a Howard.

      • GoBulls!

        Una cosa es hacer sentir a gusto a un jugador y otra es delegar la responsabilidad. No es igual, tú lo has dicho, será el equipo de Howard CUANDO él se vaya, mientras será SU equipo.

  • nba

    Hombre, aparte es que muchos partidos de la temporada pasada, Wade estaba con una pierna colgando por problemas de lesiones, por lo que no queda otra.
    Si se consigue que Kobe delegue un poco mas en sus compañeros, estariamos hablando de que estos Lakers serian capaces de batir el record de partidos en liga regular

  • mingu

    llamadme iluso, pero creo que la temporada que viene los lakers serán el equipo de nash.debe ser él (y nadie mejor que el canadiense puede hacerlo) quien maneje el equipo tanto en ataque como en defensa, quien realmente actúe de entrenador y decida quien esta en mejor posición en cada jugada.

    aunque reconozco que es mi ídolo y puede que eso me impida ser objetivo

  • César Juárez

    Aayy que ver la realidad kobe si algo se le caracteriza es su nivel de competitividad y como se ha visto desde su llegada esté es su equipo y ni Brown tiene tanto pesó ni carácter como para relegar a kobe en sus funciones. Así qué todo dependerá de el y si algo quiere es otro campeonato y se que hará todo lo que se requiera para lograrlo y también para dejar un equipo con futuro cuando el se retire.
    Así qué no me preocupa que haya problemas internos en los lakers por roles y si hay se solucionaran al instante ya que kobe es más maduro y el solo tiene en su mente ese sexto campeonato!!!!!

  • Carles Ortiz

    Muy interesantes vuestros comentarios una vez más chicos!
    Muchas gracias. Saludos a todos.

  • huber

    El paralelismo que muestra Carles entre los Heat de 2010 y los Lakers de hoy es algo que, espero, Bryant tenga en mente porque aunque Heat es el actual campeón y OKC sean el segundo equipo de todos, los Lakers son el equipo a batir por el gran número de haters que ha generado este verano.

    El peso específico de Bryant en el equipo no tiene porqué desaparecer. En las Olimpiadas el capitán era él aunque luego en la pista dejara paso a James, Melo y KD, pero el primero en elegir sitio en el autobús era él, igual que pasará en los Lakers este año.

    Espero que se imponga el Bryant generoso al Bryant egocéntrico porque con dos jugadorazos de equipo como Nash y Gasol y un super finalizador como Howard pueden lograr el equipo más versátil en ataque de la liga.

  • huber

    Un detalle a añadir al estupendo artículo de Carles es que a Magic le costó 7 años hacerse con el liderazgo de los Lakers. Aunque ganaron el anillo en el 80, 82 y 84 (el 80 en el partido aquel de Magic haciendo de pivot por lesión de Kareem) los Lakers eran el equipo de Jabbar.

    Fue a raiz de la eliminación de los Lakers en el 86 por las torres gemelas de Houston que Jabbar se hizo a un lado y dejó paso a Magic como líder del equipo.

    Resultado: Magic fue MVP en el 87 y los Lakers campeones en el 87 y 88.

    Por tanto, Carles da en el clavo diciendo que no hay cosa más difícil que que un jugador franquicia se aparte para dejar que las riendas del equipo las tomen otros.

    • huber

      He dicho Lakers campeones en 80, 82 y 84 y me he equivocado. Camepones en 80, 82 y 85, sorry.

      PD. Ya me hubiera gustado ganar en el 84 a aquellos Celtics…

    • Carles Ortiz

      Huber’s MasterClass. As usual. :)
      Gracias,
      C.

    • nba

      Es que Huber estas hablando Jabbar, eso son palabras mayores

  • anabotieso

    Buenísimo el título del artículo jajaja toda la razón del mundo, kobe sueltala y vencerás, si sigues tirandote los melones irás al hoyo!!.

  • JaiNeptuno

    No puedes comparar a Wade con Bryant, estas hablando de uno de los 3 jugadores mas grandes de la historia hombre y el mas grande Lakers, vente a LA y pregunta a quien quieren ver en cancha comandando el equipo, por otro lado le falta mucho juego a Howard para ser tan determinante como Kobe y muestra de ello son los numeros y la realidad actual de Lakers, Howard no es un anotador Voraz es un gran defensor y sin embargo esta fallando en defensa. Kobe hermano es Kobe, este articulo solo podria salir de un hispano.