Fisher-Stern

Una reunión más, ningún avance conseguido

Tras cinco horas reunidos en Nueva York, propietarios y jugadores no consiguieron alcanzar acuerdo alguno sobre la firma del nuevo convenio colectivo. Algunos miembros reconocieron pequeños avances en las negociaciones, pero la realidad es que no son pasos significativos para tratar de acabar con el . El vicecomisionado de la NBA, , habló de la reunión mantenida: “La reunión en realidad fue más de cara a preparar la de mañana, en la que estarán al completo los grupos de trabajo de ambas partes, que incluye el comité de relaciones laborales con diez propietarios de equipos, el director ejecutivo del sindicato de jugadores, y un grupo importante de estos”.

Por su parte, el presidente del sindicato de jugadores, , habló del problema que supone no haber llegado a un acuerdo a estas alturas, cuando estamos a punto de asisitir a la suspensión de partidos de temporada regular: “Estamos preocupados por el calendario y sabemos que nuestras espaldas están contra la pared en cuanto a los partidos de la temporada regular y las consecuencias que se pueden generar. Pero también debemos ser respetuosos con el proceso y no precipitarnos”.

Por último, la última parte en discordia, el comisionado , habló de la reunión más crucial de las mantenidas hasta ahora y que tendrá lugar hoy mismo: “Si la reunión del martes dura poco tiempo es mala señal, pero si se alarga entonces podemos decir que no es algo negativo. El corazón de cada uno debe hablar en la reunión y ojalá que mañana sobre la mesa de negociación haya muchos para que sea una jornada positiva”.

Pero tras esta reunión, otro factor entró en liza, además de propietarios y sindicato, ya que los principales agentes de los jugadores, como Arn Tellem, Bill Duffy o Dan Fegan, les mandaron una carta a sus representados para alertarles de las consecuencias que puede acarrerar firmar un convenio colectivo de manera errónea. En la carta les advierten que las condiciones planteadas hasta ahora por los propietarios les perjudican completamente y que deben forzar unas condiciones mucho mejores antes de firmar cualquier acuerdo. Los agentes hablan de las repercusiones que pueden tener los acuerdos en las familias y en las carreras de los jugadores, de las futuras ganancias que obtendrán o de no dejarse intimidar por ultimatums de los dueños.

Este mensaje de los agentes, parece que no ha acabado de convencer a los jugadores, a juzgar por las declaraciones del propio Fisher: “Es una carta que incluye desinformación y teorías sin fundamento. Cuando lleguemos a un acuerdo que creamos que sea beneficioso, tendrá que ser aprobado con el voto de los jugadores”.

Por tanto, parece que ahora hay tres partes en conflicto y veremos si esta última se convierte en un problema añadido. Hoy mismo podemos conocer ya algo definitivo, ya que tenemos otra reunión vital para la NBA.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.