Kyle O’Quinn, más problemas para Noah

No puede decirse que Joakim Noah sea imprescindible en los . A simple vista, choca esta realidad para un hombre que fue el Mejor Defensor de la NBA en la 2013/14, año en que estuvo en el All-Star por segunda vez consecutiva y temporada en la que terminó formando parte del Quinteto Ideal de la Liga.

Sin embargo, todos esos logros quedan tan lejanos como lo está Chicago de la Gran Manzana, la nueva casa de Noah desde este verano, la ciudad donde nació y el lugar donde se supone debía reencontrar el camino perdido en la última campaña con los Bulls, cuando el hombro le dejó fuera de combate casi toda la temporada.

Ahora, su contrato de 72 millones de dólares suscrito en el pasado mercado estival reposa sobre un dato abrumador: los de Nueva York presentan un impoluto balance de 4-0 cuando el francés ha estado ausente. No hace demasiado, en Chicago, Noah encadenó cuatro campañas de cinco posibles con promedios de doble-doble.

Con Noah en pista, los Knicks han firmado un récord de 6-9; sin él, pleno de triunfos. Lo peor para el galo quizá no es sólo que los resultados no se resientan, es más, mejoren, con él inactivo, sino que cuando vuelva a vestirse de corto tras sus problemas físicos tendrá que pelear por la titularidad con un actor secundario que pocos habríamos señalado como competencia a la hora de formar parte del quinteto inicial.

Pero lo cierto es que Kyle O’Quinn ha sabido valerse como nadie de la ocasión puesta sobre la mesa. Aunque le ha costado. Los problemas de lesiones de Noah han derivado directamente en más minutos para él.  En los citados duelos en los que Noah no ha sido de la partida, ante Atlanta, Portland y Minnesota en dos ocasiones seguidas, O’Quinn ha sido titular. No obstante, el también nacido en Nueva York explotó de verdad la ocasión hasta el viernes pasado en la repetición del choque contra los Wolves. El ala-pívot hizo su mejor encuentro desde que llegara a los Knicks en la 2015/16, registró su segundo doble-doble con la franquicia de la Gran Manzana (el primero de esta temporada) y se marchó hasta sus topes como jugador de los Knicks en minutos (31), en puntos (20) y en rebotes (13). A la baja de Noah se sumó el discreto partido, principalmente para lo que nos tiene acostumbrados, de Porzingis, que sólo hizo 11 tantos y 4 capturas, con unos porcentajes pésimos.

“Él me salvó”, dijo el propio Porzingis después de la velada. O’Quinn y sus 20-13 sirvieron no sólo para su propio provecho personal, sino para guiar al triunfo a los Knicks, que se colocaban con balance positivo (10-9) y seguían demostrando una tremenda fortaleza en el Madison Square Garden.

¿Qué pasará cuando regrese Noah?

Los datos son muchas veces muy ilustrativos. Ofensivamente, Quinn presenta mejores prestaciones que Noah, que en sus 15 partidos ofrecía un promedio de 4 puntos y 8,1 rebotes. Quinn se ha ido hasta unos saludables 5,3 tantos y 4,3 rechaces; y decimos saludables para un hombre del que por trayectoria, experiencia en la NBA, salario y nivel no se puede esperar lo mismo que de Noah.

“Nos ha dominado por dentro”, aseguró Tom Thibodeau tras ver cómo el de Queens no le perdía la cara a su estrella, Karl-Anthony Towns, al que mantuvo a raya bajo los tableros.

“Veremos qué sucede cuando llegue el momento”, aseguró Jeff Hornacek al ser preguntado después del duelo contra los Wolves sobre la situación que tendrá a la vuelta de Noah. “Ahora estamos felices de haber vencido”, sentenció.

Quizá O’Quinn no pueda mantener la consistencia y la regularidad de sus 20-13 del viernes. Quizá siga siendo un buen jugador de rotación, fuerte en la pintura, con generosa manita a media distancia y consistente en la rotación. Quizá cuando vuelva Noah (que celebró vestido de calle la actuación de su compañero) enfile el camino del banquillo durante los saltos iniciales. Quizá. Pero una cosa sí ha conseguido O’Quinn y no es otra que haber generado un debate, haber puesto sobre el tapiz la posibilidad de discutirle el puesto a Noah, al hombre de los 72 millones de dólares. Algo que nadie se planteaba en el mes de julio.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!