La vida del periodista: tres semanas en EE.UU.

Hoy se disputará el séptimo partido de las Finales de la NBA. Cuando se cumplan los 48 minutos, o gane uno de los dos equipos tras un hipotético tiempo extra, el equipo de enviados especiales de Movistar+ prácticamente habrá terminado su trabajo.

, y José Ajero han pasado las tres últimas semanas en Estados Unidos cubriendo el cenit de la temporada en la NBA. Para muchos es un sueño y ellos están encantados con su trabajo, pero 20 días fuera de casa viajando sin tregua y sometidos al permanente jet lag les ha dejado agotados.

“Llegar al séptimo partido de la final supone tres cambios de horario en la última semana. Entre San Francisco y Cleveland hay 3 horas de diferencia”, comenta a nbamaniacs Giménez, un periodista que ha creado una legión de seguidores encantados con sus chofs, panas y picorcitos. “Dormir 8 horas seguidas es imposible, pero conseguimos descansar, y ante la duda, comemos”, bromea.

“La experiencia es excelente como siempre en cuanto a las condiciones de trabajo y por supuesto sintiendo que tanto en Estados Unidos como en España, incluso con la competencia de la Eurocopa y la Copa América, están siendo unas Finales muy seguidas”, nos dice Daimiel. “La historia de los Warriors en estos dos años y la presencia de LeBron enfrente atraen”.

Para Antoni, todo un veterano en estas lides, están siendo las Finales más largas de su carrera. “Creo que vamos a pasar más tiempo que nunca en unas Finales debido a que la NBA decidió expandir el calendario para que hubieran más días de descanso entre partido y partido cuando hay viaje de por medio”. Es por eso por lo que las pequeñas cosas cuentan. “El detalle que tuvo la NBA con el regalo de la camiseta por mis veinte coberturas de las Finales en Estados Unidos fue muy emocionante y de mucha satisfacción”, revela con una sonrisa.

El contraste es para José Ajero, quien debuta cubriendo en vivo la ronda definitiva de los Playoffs. Aunque quisiera no puede ocultar sus sentimientos. “Son mis primeras Finales y las estoy viviendo de una manera tremenda. Trato de separar la versión de fan por la versión de profesional, pero a veces no puedo”, se confiesa. “Estamos a unas horas de que se dispute el partido y estoy nervioso. Tengo ganas de que llegue ya”.

Aún así Ajero reconoce que los días pesan cuando se tiene en cuenta lo que han dejado en España. “Es mucho tiempo fuera de casa y echas de menos a la familia, pero el trato que tenemos aquí entre el equipo de Canal Plus es excepcional”, dice. “Además, cuando llegan los partidos te olvidas de todo”.

Las ciudades

Comparar San Francisco con Cleveland es como hacerlo con un iPad y una máquina de escribir. La ciudad del Golden Gate es cosmopolita a más no poder, demasiado exigente en el aspecto económico y con una oferta de ocio mayor. A ellos, claro, les gusta mas el hogar de los Warriors.

“El dueño del Café Central, donde desayunamos cada día, nos recibe con un abrazo al grito de «Seven Games!»”, dicen Guillermo y Antoni. “De Cleveland nos quedará el recuerdo de las noches en el Town Hall”.

View this post on Instagram

Volviendo a San Francisco.

A post shared by Guille Giménez (@guillegimeneznba) on

Sus pronósticos

¿Y qué creen que va a ocurrir? “Deportivamente, yo ya no sé qué pensar. Los Warriors son un equipo agotado física y mentalmente”, afirma Giménez. Sin embargo, el narrador sigue pensando que son favoritos. “Si consiguen acercarse a su nivel, ganarán el anillo”.

Para Daimiel “es muy difícil vaticinar” y simplemente demanda “que sea un partido intenso e igualado. Eso es lo que yo pediría porque muchas veces los séptimos partidos se quedan por debajo de lo esperado”. De los Warriors dice que cree que “están preocupados y han llegado a dudar de sí mismos y esa es otra de las claves, además de los problemas físicos de Iguodala e Irving”.

Ajero tampoco se moja completamente, pero cree que hay un hombre que está marcando la diferencia. “Parece ser que en España se da por hecho que Golden State tiene que ganar el partido, pero no os podéis imaginar la sensación de autoridad que transmite con cada paso que da”, explica con admiración. “En Cleveland deja unas sensaciones realmente espectaculares. Y en Oakland lo mismo, es tremendo”.

“Puede que Golden State gane y LeBron James sea MVP, que también sería una manera tremenda de cambiar la historia”, concluye.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Spurs: regreso al futuro

Bloqueo de comentaristas en nbamaniacs

Siguiente