Los 5 mejores jugadores de la historia de Cleveland Cavaliers

Llega la hora de dar un nuevo paso en los top-5 de las franquicias NBA centrándonos ahora en la división central para ocuparnos de uno de los últimos equipos que se han estrenado como campeón, los Cleveland .

I am coming home. Con esa frase cerraba LeBron James la carta en la que anunciaba su vuelta a los Cavaliers en 2014, y no le faltaba un ápice de verdad. Nacido en Akron, a poco más de 60 kilómetros de Cleveland, LeBron se crió y pasó allí su adolescencia hasta vivir su etapa de instituto en St. Vincent–St. Mary High School, escuela justo situada en Akron donde se convirtió en toda una institución. Sí, los lazos de LeBron con el estado de Ohio trascienden por mucho el ámbito deportivo.

Con esa trayectoria, el verse elegido como número 1 del draft por Cleveland parecía algo escrito por el destino. James empezó su andadura con los Cavs en 2003 y entre sus dos etapas acumuló hasta 849 partidos. En su primer periodo llevó a la franquicia a sus primeras Finales de la NBA. Fue en 2007 y un jovencísimo LeBron de 22 años condujo al equipo hasta la eliminatoria definitiva ante los San Antonio Spurs, contra los que perdieron por 4-0. Casi una década después, en 2016 y tras pasar por Miami, El Rey se coronaba en casa –siendo además MVP de las Finales– para dar a los Cavaliers su primer campeonato; justo el objetivo que se marcó cuando decidió volver.

Poco más hace falta decir para dejar claro por qué LeBron James es el mejor jugador de la historia de Cleveland Cavaliers. Dos veces MVP de la NBA con el equipo, MVP de las Finales de 2016, 10 veces All-Star mientras defendía la camiseta de los Cavs… La lista de premios y reconocimientos podría hacerse eterna con el que es uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA.

El dato. Su enorme legado en Cleveland se mide a nivel estadístico siendo el máximo anotador (23.119), reboteador (6.190) y asistente (6.228) de la historia de la organización.

Vamos ahora con ese chico que en el séptimo partido de las Finales de 2016 sentenció a los Warriors con una canasta que ya es leyenda de la NBA. Con empate a 89 puntos y a menos de un minuto para el final, Kyrie Irving se levantó ante Stephen Curry para meter un triple que le hizo entrar con letras de oro en la historia de los Cleveland Cavaliers. Esa fue la cúspide de su trayectoria con la franquicia de Ohio, donde llegó como número 1 del draft en 2011 para ser Novato del Año en 2012 –lista de ganadores–; un aviso de lo que sería una excelente etapa con la franquicia del este de Estados Unidos.

Junto a LeBron James alcanzó tres años consecutivos las Finales –todas ellas ante Golden State Warriors–, para como decíamos anteriormente proclamarse campeón en 2016. Con los de Ohio ha sido cuatro veces All-Star (seis en total) y formó parte del tercer mejor quinteto de la Liga en 2015. Promediando durante las seis campañas que pasó en la organización 21,6 puntos, 5,6 asistencias y 3,4 rebotes, su historia en el equipo quedó algo empañada por una salida algo complicada en 2017, cuando pidió el traspaso para acabar marchándose a los Boston Celtics. Esa circunstancia no puede hacer sin embargo que se pase por alto su clase para jugar al baloncesto y lo mucho que dio a los Cavs.

El dato. El 12 de marzo de 2015, camino de las primeras Finales de su carrera, logró la mejor actuación de su carrera al anotar 57 puntos ante los San Antonio Spurs.

Damos ahora un importante paso atrás para hablar de un base que quizás no ha recibido el reconocimiento que merece: Mark Price.

Pese a ser elegido como número 25 de la segunda ronda del draft de 1986, este chico de Oklahoma solo tardó un año en hacerse con la titularidad de los Cavaliers, equipo en el que pasaría hasta nueve temporadas promediando 16,4 puntos, 7,2 asistencias y 1,3 robos. Su regularidad con un gran rendimiento sobre la pista sirvió para que Cleveland disputase playoffs en siete ocasiones siendo en 1992 cuando más cerca se quedó de disputar las Finales. En aquel año la franquicia de Ohio eliminó a New Jersey Nets en primera ronda por 3-2, se deshizo de Boston Celtics por 4-3 en las semifinales de conferencia, pero no pudo con los Chicago Bulls de Michael Jordan, equipo que les eliminó por 4-2 mientras Price firmaba 18,5 puntos y 5,3 asistencias de promedio.

Price, quien abandonaría la disciplina de los Cavs en 1995, sería cinco veces All-Star, fue elegido en el mejor quinteto de la NBA en 1993 y entró en 1989 en el selecto club del ’50-40-90′. Un fantástico jugador que fue clave en una de las mejores etapas de la historia de Cleveland.

El dato. Con una muñeca envidiable, Price fue campeón del Concurso de Triples en los años 1993 y 1994. En 1995 no pudo defender el título por lesión.

Brad Daugherty

Seguimos en la misma época para hablar ahora del número 1 del draft de 1986: Brad Daugherty. Sí, elegido en el mismo año que Mark Price, los de Ohio acertaron rotundamente al hacerse con los servicios de este jugador nacido en Carolina del Norte, quien en las ocho campañas que pasó en el equipo promedió 19 puntos, 9,5 rebotes y 3,7 asistencias. Su carrera en los Cavaliers fue impecable, pero hubo de terminarla antes de tiempo a causa de una lesión en la espalda que le llevó a retirarse durante la temporada 1993-94 con 28 años cuando estaba promediando 17 puntos y 10,2 rebotes.

Durante el tiempo que jugó fue líder de un equipo con el que llegó a ser cinco veces All-Star y al que condujo en cinco carreras de playoffs entre 1988 y 1993. Como hemos mencionado anteriormente, fue en 1992 cuando más cerca estuvo de las Finales al caer en las semifinales de la Conferencia Este ante Chicago Bulls por 4-2 (llegaron a estar 2-2); mismo equipo que un año después les eliminaría por 4-0. Su enorme contribución al equipo fue recompensada con la retirada de su número ’43’ por parte del equipo.

El dato. Es el segundo jugador con más presencias en los All-Star como miembro de los Cavaliers al haberlo disputado en hasta cinco oportunidades.

Cerramos el quinteto de mejores jugadores de la historia de los Cavaliers con el último componente del Big Three que logró el único anillo de la historia de los Cavaliers: Kevin Love. Aunque algunos puedan señalar que tuvo un papel secundario respecto a LeBron James y Kyrie Irving, lo cierto es que Love no solo tuvo que poner su talento sobre la cancha, sino que hubo de adaptarse a las exigencias de jugar con LeBron, las cuales le situaban en un papel hasta ahora desconocido para él, ya que pasó de ser primera espada de los Timberwolves a ver como el balón apenas pasada por sus manos si no era para tirar a canasta. Pero incluso en esas circunstancias, destacó.

Centrándonos en los playoffs de 2016, las del anillo, Love firmó un fantástico 41,4% en triples; un acierto que era indispensable para que James desarrollase su juego, y que además exhibió durante las cuatro apariciones que tuvo en la postemporada con los Cavs a través de un 40,4% desde la línea de tres puntos. Para hacernos una idea de su capacidad exterior no tenemos más que mirar a Stephen Curry, quien en su carrera de playoffs atesora un 40,1%.

Con un total de 349 partidos disputados en Cleveland, donde aún permanece, ha promediado 17,2 puntos y 10 rebotes para ser All-Star en dos ocasiones con los de Ohio (cinco en total).

El dato. Es el tercer jugador con más triples anotados en la historia de la franquicia siendo superado únicamente por Lebron James y Mark Price.

Otros jugadores en consideración

Como en cada uno de los repasos históricos a los mejores jugadores de las franquicias, llega la hora de apuntar algunos nombres que no aparecen en el top-5 pero que tuvieron una enorme influencia en sus respectivas épocas. Empezando por el comienzo de los Cavs en la NBA, el cual data de 1970, abrimos esta segunda lista con Bingo Smith, quien estaría en la franquicia de Ohio desde el día de su fundación para disputar un total de 720 encuentros y disputar las finales de conferencia de 1976 ante Boston Celtics para caer por 4-2. En dicha eliminatoria le acompañaron otros grandes jugadores como Austin Carr, quien al igual que Smith tiene retirada su camiseta; o Jim Chones, quien promediaría 14,3 puntos y 9,5 rebotes en su estancia con el equipo.

Dando un pequeño paso al frente y situándonos en los 80 nos encontramos con Hot Rod Williams, quien sería clave en el equipo que llegó hasta las finales de conferencia en 1992 ante los Bulls junto a Price, Daugherty y –que no se nos olvide– otro excelente jugador como Larry Nance. Tanto Williams como Nance llegarían al equipo junto a otro fantástico jugador como Ron Harper, quien en 1987 entró en el mejor quinteto de rookies al promediar 22,9 puntos, 4,8 rebotes y 4,8 asistencias. Ambos aterrizaron en Ohio justo después de que se marchase un fantástico anotador como World B. Free. Ya a finales de los 90 nos tenemos que detener en Shawn Kemp, quien dio sus últimos grandes años de baloncesto a los Cavs.

Entrando en el siglo XXI, es hora de poner el acento en Andre Miller, quien sería líder de asistencias de la NBA en el curso 2001-02 con un promedio de 10,9 por noche, en Anderson Varejao, quien pasaría hasta 11 campañas con los de Ohio, y por supuesto en Zydrunas Ilgauskas, que disputando un total de 771 partidos tiene el honor de ser el único que se impone a LeBron James en una clasificación histórica del equipo al ser quien más tapones ha puesto con un total de 1.269; además, era pieza esencial del equipo que llegó a las Finales de 2007. Hablando por último en el equipo del anillo de 2016, no podemos pasar por alto la fantástica aportación de Tristan Thompson y J.R. Smith.


Mientras dure la crisis por el coronavirus publicaremos diariamente varios contenidos independientes de la actualidad. Bucearemos en la historia de la NBA, tanto en la reciente, como en la de todas las décadas anteriores. Aprovecharemos este parón de la competición para conocer mejor a los equipos, los jugadores, los entrenadores, los directivos, los partidos llamativos, los pabellones y los equipos históricos por una u otra razón. Lo haremos aquí y en Extra nbamaniacs, lugar donde seguiremos publicando contenido especial libre de publicidad para que los lectores puedan seguir apoyándonos directamente.

Todo este plan editorial lo llevaremos a cabo para entretenernos y pasar mejor estas semanas de encierro que nos quedan a casi todos. ¡Salud!

Anterior equipo analizado: Indiana Pacers. Próximo equipo: Milwaukee Bucks.

(Fotografía de Jason Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Horace Grant critica duramente ‘The Last Dance’ y acusa a Jordan de mentir