¿Puede Anthony Davis arrebatarle el MVP a James Harden?


Desde hacía semanas —porque decir ‘meses’ en una temporada que dura medio año, es quizás decir demasiado— parecía haber ya sólo un único corredor rumbo al MVP. Solo una lesión de gravedad que hubiese puesto fin a su temporada, podría haber privado a James Harden del galardón más importante que entrega la Liga a nivel individual.

Y de repente, inesperado, fulgurante y de entre las sombras, surge un nuevo obstáculo dispuesto a replantar la semilla del debate. Uno que tampoco lo ha ganado todavía —por lo que descartamos a Westbrook, Curry, James y Durant—. Es Anthony Davis y su sobrenatural mes de febrero lo que, unido a su gran temporada, da paso a este post.

Las co-estrellas

Harden repite méritos, una vez más, y en esta ocasión sin dejar ningún fleco suelto. A su increíble año en lo singular, está uniendo el hecho de colocar, por fin, a sus Houston Rockets a la altura de Golden State Warriors, estando en condiciones de concluir —13 victorias seguidas— la regular season como líderes del Oeste. El fichaje de Chris Paul no ha condicionado sus estadísticas; no al menos en sentido negativo, más bien todo lo contrario.

Opuesto es el caso de Westbrook, quien con los fichajes de Paul George y Carmelo Anthony, ya no puede labrar su temporada a ritmo de triple-doble —aunque tampoco anda lejos—, y además la franquicia de OKC está plagada de altibajos que hacen esfumarse su candidatura.

Y por último está Anthony Davis, quien afectado por las circunstancias se ha visto, casi sin quererlo y fruto de la imperante necesidad, encadenando actuaciones prodigiosas para mantener a su equipo en la lucha por los playoffs.

Sin Cousins: liberado

Perder a DeMarcus Cousins le ha devuelto el monopolio absoluto de la pintura así como de las tierras que se alejan de ella. Con Jrue Holiday como otra única “estrella” —imposible incluir ya a Rondo—, todo el peso del juego recae sobre él. Y lo está haciendo como nunca.

Los New Orleans Pelicans no solo aguantan la octava plaza que ostentaban cuando aún jugaban las dos torres, sino que a día de hoy se alzan 5º, y a tiro de piedra del 4º clasificado, los San Antonio Spurs. Seis victorias consecutivas: una racha que está coincidiendo con unos números de La Ceja que no se pueden tildar sino de barbaridad.

Números

  • James Harden 2017/18: 31,4 puntos, 8,9 asistencias, 5,2 rebotes, 1,8 robos y 44,8% de acierto en el tiro.
  • Anthony Davis 2017/18: 28,2 puntos, 11 rebotes, 2,4 asistencias, 2,2 tapones y 53,8% de acierto en el tiro.

Como decíamos antes, el febrero de Davis es de PlayStation. Seis triunfos de manera ininterrumpida en el que la hoja estadística del power forward dice así: 41,5 puntos, 15 rebotes, 3,2 robos y 3,2 tapones. Todo ello con un 54,2% en tiros de campo, un 39,1% en triples y un 82,2% de efectividad desde la línea de personal.

Además, en este mes también cincela récords personales tales como:

  • Ser el segundo jugador de la historia de la NBA en firmar 50 puntos, 15 rebotes y 5 tapones en un solo partido (el lunes ante Phoenix Suns).
  • Cinco partidos esta temporada de al menos 40 puntos y 10 rebotes (nadie lo ha hecho en 35 años).
  • Único jugador en la historia en lograr en un partido 40 puntos, 15 rebotes, 5 tapones y 5 robos (el viernes ante Miami Heat).

James Harden está haciendo una temporada tal, que de no darle el MVP podríamos casi hablar de robo a mano armada. Pero, de mantener este ritmo y nivel y de lograr clasificar a su equipo con solvencia para la postemporada, ¿merecería Anthony Davis irrumpir en la discusión?


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.