Serie ‘Pabellones NBA’: los inicios en Filadelfia


La NBA está suspendida hasta nuevo aviso pero el balón sigue botando en NBAManiacs. Hace unas semanas dimos comienzo a varios seriales históricos con el fin de ofrecer el mejor contenido posible a nuestros lectores durante este tiempo de parón. Recientemente nos centrábamos en la figura de R.C. Buford, uno de los máximos responsable de la dinastía Spurs, mientras que hace unos días recordábamos a algunos de los mejores jugadores que han vestido la camiseta de los Suns. Ahora, hacemos un pequeño viaje atrás en el tiempo para conmemorar a aquellos santuarios del baloncesto que han formado parte de la narrativa general de la NBA. Recintos de leyenda, cargados de éxitos y triunfos, pero también de derrotas y decepción. En esta octava entrega, el Philadelphia Convention Hall and Civic Center.

Primera entrega: el Memorial Coliseum de Portland

Segunda entrega: the Mecca de Milwaukee

Tercera entrega: el Chicago Stadium

Cuarta entrega: el Spectrum

Quinta entrega: el Forum

Sexta entrega: el Summit

Séptima entrega: el Madison Square Garden


La ciudad de Filadelfia fue una de las elegidas para acoger una de las once franquicias con las que la BAA, embrión de la NBA, echó a andar de manera oficial en 1946. Los propietarios de las principales sedes de hockey del país querían dar un impulso a sus respectivos negocios y Peter Tyrell, propietario de los Philadelphia Rockets de la AHL, fue el encargado de hacer lo propio en su territorio. Ese mismo año fundó los Warriors y eligió a Eddie Gottlieb, un reconocido promotor deportivo de la ciudad que había dirigido en los años 20 a los exitosos Philadelphia Shaps, como primer entrenador y general manager de la franquicia.

El propio Tyrell era el dueño del Philadelphia Arena desde 1934, año en el que el anterior grupo inversor, liderado por Rudy Fried y Maurice Fishman, se había declarado en bancarrota. Desde 1921, el recinto había acogido hasta seis equipos distintos de hockey. Y, a partir de ahora, iba a ser la casa de sus Rockets y de sus nuevos Warriors. El primer año fue un auténtico éxito. Los Warriors se proclamaron campeones de la BAA tras superar a los Chicago Stags en las Finales. La presencia en el equipo de Joe Fulks, la primera gran estrella de la liga y anotador compulsivo, fue clave en la consecución del título.

Pese al logro, Tyrell se desentendió rápidamente del equipo. En 1947 vendió el Philadelphia Arena al grupo de comunicación Triangle Publication, dos años después desmanteló a los Rockets y en 1951 depositó la titularidad de los Warriors en la figura de Gottlieb. Uno de los primeros movimientos realizados por el nuevo propietario fue trasladar a la franquicia al Philadelphia Convention Hall and Civic Center.

Comúnmente conocido como el Philadelphia Civic Center o el Philadelphia Convention Center, fue concebido como un complejo de cinco edificios desarrollados a partir de la expansión comercial de la zona fruto de la celebración de la Exposición Nacional de Exportación en 1899. El Museo Comercial fue uno de los edificios originales y habría que esperar hasta 1929 para que la construcción del pabellón, diseñado por el arquitecto Philip H. Johnson, diera comienzo. Las obras se prolongarían durante dos años y precisarían de una inversión superior a los cinco millones de dólares. Su apertura en 1931 permitió que en el Philadelphia Civic Center pudieran realizarse numerosos y variados eventos tales como exposiciones, convenciones sociales y políticas, ferias comerciales, espectáculos y eventos deportivos. En 1936 y 1948 acogió la Convención Nacional del Partido Democrático y en 1940 y 1948 la de su homónimo el Partido Republicano. Personalidades tan conocidas como el Papa Juan Pablo II, Martin Luther King y Nelson Mandela hablaron en él, mientras que The Beatles ofrecieron un concierto en sus instalaciones en su primera gira por tierras estadounidenses. Así, su gran oferta pública permitió una afluencia anual superior al millón de visitantes. Pero no fue hasta 1938 cuando se convirtió en sede permanente de un equipo, los Temple Owls de la NCAA.

El periplo de los Warriors en su nuevo hogar estaría marcado por dos eventos muy destacables. En primer lugar, el campeonato conquistado en 1956 de la mano de Paul Arizin y Neil Johnston tras imponerse a los Pistons. Y, en segundo, la selección de Wilt Chamberlain en el draft de 1959, jugador que cambiaría el rumbo de la NBA. Sin embargo, la irrupción de los Celtics de Red Auerbach les impediría volver a firmar una aparición en las Finales, cayendo en tres ocasiones ante ellos en Finales de Conferencia. En 1962, Gottlieb vendía el equipo y este haría las maletas rumbo a San Francisco.

No obstante, el vacío dejado no tardaría en ser llenado y la amenaza de una ciudad de Filadelfia sin NBA se disiparía rápidamente. En 1963, los Syracuse Nationals se trasladaban a la ciudad para forjar los actuales 76ers. Tras una breve estancia en el Philadelphia Arena, el equipo adoptaría, como harían anteriormente los Warriors, al Philadelphia Civic Center como su domicilio particular. Sería una estancia breve, de apenas cuatro años, pero triunfal. En 1967, los 76ers se despedían del pabellón conquistando el anillo. Anecdóticamente, el rival en aquellas Finales serían los Warriors y el mayor artífice del triunfo el propio Chamberlain, de vuelta en Filadelfia tras seis años en San Francisco.

Después de este curso, los 76ers se mudaron al moderno The Spectrum. La NBA no regresaría nunca más al pabellón pero este seguiría acogiendo partidos de diversas ligas de hockey y de baloncesto universitario, además de mantener su flujo de conciertos y eventos, aunque a un ritmo inferior. El Atlantic 10 Men’s Tournament de 1996 fue el último evento deportivo celebrado allí. El Convention Hall fue demolido en 2005 tras más de una década sin un inquilino regular. Antes de llevar a cabo la demolición se rescató el característico y ensordecedor órgano M.P. Moller de 86 tubos que albergó desde su inauguración en 1931. Fue donado al Instituto Americano de Órganos de la Universidad de Oklahoma. En su lugar se construyó el Centro Perelman de Medicina Avanzada del Sistema de Salud de la Universidad de Pennsylvania, abierto al público en 2008.


Mientras dure la crisis por el coronavirus publicaremos diariamente varios contenidos independientes de la actualidad. Bucearemos en la historia de la NBA, tanto en la reciente, como en la de todas las décadas anteriores. Aprovecharemos este parón de la competición para conocer mejor a los equipos, los jugadores, los entrenadores, los directivos, los partidos llamativos, los pabellones y los equipos históricos por una u otra razón. Lo haremos aquí y en Extra nbamaniacs, lugar donde seguiremos publicando contenido especial libre de publicidad para que los lectores puedan seguir apoyándonos directamente.

Todo este plan editorial lo llevaremos a cabo para entretenernos y pasar mejor estas semanas de encierro que nos quedan a casi todos. ¡Salud!


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.