Análisis, Towns, Morant, una historia de Robinzine y más


Nuestro medio de suscripción, Extra nbamaniacs, sigue aumentando los contenidos disponibles para todos los suscriptores. En las últimas semanas hemos publicado diversos textos que queremos comentar aquí con el resto de nuestra comunidad.

Sobre Morant y Young

El 17 de enero publicábamos un Mr. Extra —nuestra sección especial de los viernes dedicada a un solo jugador— en el que hablábamos del novato que está rompiendo moldes este año. Morant ha llegado como un avión a la NBA y su actitud en cuanto al aprendizaje tiene encantados a los Grizzlies:

Sus años en las sombras en los programas de la AAU le enseñaron a ser humilde, mantener los pies en el suelo y a trabajar duro. Una evolución y un desarrollo ahora recogido por Jenkins en los Grizzlies, donde están encantados con el rendimiento y la actitud del número dos del draft: “Ja es un chaval muy entrenable. Cuando nos sentamos por primera vez me dijo: ‘me encanta ver vídeos, me encanta hablar del juego y aprender de él’. Cuando le preguntamos a quién quiere enfrentarse cada noche nos responde: ‘de quien pueda aprender’. Eso es lo más impresionante de él. Mejora constantemente. Partido tras partido. Mes tras mes“.


Trae Young es otro joven que empieza a ser conocido por cualquier aficionado a la NBA independientemente de que lleve pocos o muchos años siguiendo la liga. Cuando fue elegido All-Star quisimos recordar parte de su etapa de niño y adolescencia en el camino previo hacia el estrellato:

Durante muchos años disfrutó viendo el All-Star Weekend junto a su abuelo Rayford Young Sr. Su prematura muerte a los 50 años por problemas de salud marcó su vida. Por una parte, le inspiró a crear su propia fundación y realizar donaciones para que todas aquellas familias en apuros pudieran pagar sus facturas médicas, la principal dificultad a la que se enfrentó su abuelo. En segundo lugar, terminó de establecer sus aspiraciones: quería volar tan alto como la habían hecho Kevin Durant, Blake Griffin y Chris Paul”.

Cuaderno de notas y podcast

Esta semana fue momento de repasar algunas cuestiones de menor calado, como la acusación de falta de respeto a Karl-Anthony Towns. Hablamos sobre ello y sus números hace pocos días recordando que la última vez que ganó un partido el calendario marcaba el mes de noviembre.

En las últimas entregas del podcast hemos hablado de lo que promocionan los socios mediáticos de la NBA (no esa juego en sí), de historias familiar de Paul George y un monográfico especial sobre Kobe Bryant centrado en su último vuelo, su aprendizaje de los mejores —incluido Michael Jackson— y los altibajos de su vida (este último capítulo es gratuito, en abierto).

Robinzine y San Francisco

De vez en cuando queremos echar una mirada hacia atrás en la NBA, escribir sobre algo que hace semanas, meses o años que pasó. Empezamos el año con un texto muy especial en el que mostrábamos los contrastes de San Francisco, de la pobreza absoluta y a la riqueza inimaginable. Un texto de imprescindible lectura:

Llevando al extremo la condición de que las zonas más empobrecidas de las ciudades estadounidenses sean sus downtonws, el Tenderloin de San Francisco es un pozo de miseria en una urbe que vive en la opulencia. Al barrio más céntrico de Frisco lo rodea Nob Hill, barrio de clase alta donde el canto de los pajaritos sustituye al de las alarmas, o el SOMA, reciente zona de aterrizaje de numerosas empresas del sector tecnológico y financiero. Y al mismo tiempo, en estas calles sucias y malolientes —por las que se recomienda no pasar de noche a los turistas, por donde viven miles y miles de personas sin más casa que un saco de dormir, un carro de supermercado, una tienda de campaña o las mismas baldosas de la acera— viven los derrotados del sistema.


¿La historia de Bill Robinzine la conoces? Fue uno de esos jugadores malditos en la historia de nuestra liga favorita por cómo finalizó su vida:

Bill Robinzine fue uno de esos juguetes rotos que se amontonan en el sótano de la NBA. Su ascenso fue rápido, fugaz y efímero. Igual que su vertiginosa caída. Aterrizó en la liga de la mano de los Kings en 1975. Allí estuvo cinco años, salpicados por las lesiones, un entrenador que nunca lo quiso y el despilfarro económico. Su último curso en la NBA, que transcurrió en tres franquicias distintas, fue demasiado para él. Muchas deudas y ninguna llamada para prolongar su carrera. No lo pudo soportar. Terminó suicidándose.

El cierre del mercado

Terminado el mercado invernal de traspasos en la NBA, hemos querido analizar a fondo cuál es la situación en la que quedan Wolves, Warriors, Pistons, Cavs, Heat, Clippers, Rockets y 76ers. Y por supuesto todos los jugadores involucrados en las operaciones de esos equipos. Análisis pausado y sereno para el aficionado exigente.


El All-Star está a la vuelta de la esquina y entramos de lleno en la segunda fase de la temporada. Es un momento perfecto para unirse a Extra nbamaniacs. Recibe en tu correo electrónico nuestros textos exclusivos, escucha el podcast, entabla conversaciones con el equipo de redactores de Extra nbamaniacs y apoya un medio independiente a mantenerse sin depender exclusivamente de la publicidad programática. NBA entre tu y nosotros, sin intermediarios.

Y además, si te suscribes en los próximos días lo podrás hacer con un 20% de descuento. ¡Anímate!


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.