Antetokounmpo: primer partido de al menos 20 puntos y 20 rebotes en su carrera

Justo el día en que se cerraban las votaciones para el All-Star, en el día festivo de Martin Luther King, se pegó su propio homenaje con una actuación portentosa en la capital del país donde se ha hecho el gran jugador que es. El griego condujo a los a la victoria ante los (95-104) y firmó 27 puntos y 20 rebotes, además de 6 asistencias y 2 tapones. Es la primera vez en la carrera del heleno en la que registra un duelo con al menos 20 puntos y 20 rebotes, récord este de capturas en su paso por la NBA.

Los Bucks salen así vivos de una batalla interesante en el Este, que se proyecta en un plano más general, dentro de una conferencia en la que va a estar todo muy reñido para repartir los últimos puestos de acceso a los playoffs. Milwaukee es séptimo con un balance de 23-20, mientras que los Wizards son quintos con 25-19. No descarten que lo visto anoche en Washington se repita en la primera ronda de las eliminatorias del Este.

Wall trató de dar la réplica

Y será, si se da, un duelo de playoffs maravilloso si Giannis Antetokounmpo está al nivel en que se encuentra ahora mismo y sigue liderando a los Wizards. Wall, a falta de noticias de jugadores como Martin Gortat (4 puntos, 7 rebotes y 1 tapón), prosigue en su papel de hombre franquicia de Washington. Ayer, paliza física de 41 minutos, muchos tiros a canasta sin unos porcentajes para recordar (31,8 en tiros de campo), pero una hoja muy completa: 27 puntos, 4 rebotes, 9 asistencias, 3 robos y 2 tapones.

Sólo Bradley Beal, 19 puntos, y Kelly Oubre Jr., desde el banquillo para la misma anotación, arroparon en su empresa a Wall. En los Bucks, Eric Bledsoe volvió a estar fabuloso a los mandos: 23 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 4 robos.

Recuperados tras caer en Miami

Back to back en toda regla para Milwaukee, que 24 horas antes había jugado y perdido en Miami. Ante un nuevo duelo a domicilio, los de supieron sobreponerse a todos los rigores del calendario para resolver una papeleta complicada y muy importante en esa pelea por estar en la post temporada. Al encadenar dos compromisos seguidos en festivo, Milwaukee se vio ante el inusual hecho de jugar en dos tardes seguidas.

“Los chicos mostraron mucho carácter al jugar dos tardes de manera consecutiva. Mostraron mucho corazón, sin importarles las pérdidas, las faltas, los tiros errados. Continuaron jugando”, apuntó un Kidd orgulloso de sus hombres.

“Esta victoria significa mucho. Hicimos un gran trabajo después de haber perdido ayer en un duro encuentro en Miami. Salimos y jugamos juntos”, apuntó a los medios el protagonista de todo, un Antetokounmpo que celebró de la mejor manera posible un día festivo como fue el lunes 15 de enero en Estados Unidos.