Atlanta envía a Dwight Howard a los Charlotte Hornets


El mercado de la NBA no entiende de dosis ni de decoro horario. En la madrugada española de hoy, tras una tarde cargada de relámpagos, llegaron los rayos y truenos. Al inédito traspaso de Russell a los Nets, le sucede el de Dwight Howard a los Hornets. Informa en primicia The Undefeated, y se ha hecho eco inmediato Marc Stein de ESPN.

El pívot, tras una sola temporada jugando para el equipo de su ciudad natal, ha perdido la confianza de quiénes apostaron por él firmándole un contrato de tres años y 70,5 millones de dólares.

Los Atlanta Hawks, desvela Adrian Wojnarowski, obtienen en el intercambio a Miles Plumlee, Marco Belinelli y el pick 41 del Draft. Por su parte, los Hornets, además de recibir al poderoso pívot perciben también la elección 31 en posesión de los Hawks.

Consecuencias

Veamos lo que se desprende más en detalle de este traspaso. Claramente, los Hornets ganan presencia en la pintura, ya que a pesar de que Howard ha comenzado su declive, en el año de sus 32 aún mantiene el estatus de pívot de élite, y se reencontrará además con Steve Clifford, que fue parte del cuerpo técnico tanto de los Magic como de los Lakers cuando Howard militó en estos equipos. Compensan parte de su elevado salario desprendiéndose de Plumlee, quién tenía un contrato que arrastraba de los Bucks de 12,5 millones al año hasta el curso 2019/20.

La parte más dura, sin duda, es la de Bellineli. Con la marcha del italiano, los Hornets pierden un magnífico tirador exterior que había promediado un 43% en tiros de tres durante esta última campaña.

Los Hawks, por su parte, ganan un estupendo jugador de perímetro por un precio muy económico (este curso y el próximo por apenas 6,4 millones el año) y quedará por ver qué pasa con Plumlee y si deciden hacer negocios con él. El traspaso de Superman libera una masa importante de salario, lo que significaría que podrían buscarle un nuevo repuesto y compañero de enjundia a Paul Millsap en la pintura, a quien ya retendrán casi con total seguridad.

En su único año en los Hawks, Howard ha promediado 13,5 puntos, 12,7 rebotes y 1,2 tapones en 29,7 minutos. Y un detalle anecdótico; su porcentaje desde la línea de personal ha sido el mejor de su carrera: 63,3 por ciento. Y ya está entrenando su tiro de 7,25. Puede que los Hornets, después de todo, no echen tanto de menos a Marco.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.