Barrida a los subcampeones de la NBA


Los Miami Heat salieron a ganar; salieron a competir; salieron a salvar el honor y con la convicción de que éste no sería el cuarto y último de sus partidos en postemporada. Pero la intención, el esfuerzo y la buena voluntad, a veces no son suficientes.

Los Milwaukee Bucks se han cobrado y bien la eliminación a manos de los propios Heat el año pasado, y han dado una auténtica exhibición con una barrida insospechada y que sólo Charles Barkley y cuatro locos más lograron vaticinar.

(De)mérito repartido: por un lado los de Wisconsin han estado fenomenales toda la serie, sin necesitar recurrir en casi ningún momento a un Anteto excesivamente imperial por lo bien que han rendido sus demás compañeros. Por otro, unos Heat decepcionantes si los comparamos con los de la burbuja. Un Jimmy Butler peleado con el aro toda la serie ha sido el reflejo individual de un conjunto que se ha visto incapaz en ataque y cuya defensa, su sello de identidad, ha estado muy lejos de ser suficiente para equilibrar la contienda.

¿Qué ha fallado?

103-120 para cerrar un paso por playoffs donde uno no puede sino preguntarse si lo de Orlando fue un espejismo y realmente aquella plantilla rindió por encima de sus posibilidades, o si por el contrario este caramelo en boca de los Bucks han sido la suma de una serie infortunios, algunos evitables y otros no. Entre los no-evitables está la baja de Víctor Oladipo, quien habría sido el encargado de aportar aire al 1vs1 y añadir intensidad defensiva exterior. Entre los que sí habrá que exigirles su cuota de responsabilidad, un Tyler Herro con la cabeza y la concentración lejos del parquet, un Adebayo que no ha rendido al nivel All-Star que se le supone, un Dragic que tras rejuvenecer no ha sido diferencial como 6º hombre y un Butler que ha llegado, por varios contratiempos con las lesiones, lejos de su nivel físico optimo al primer cruce por el título. Tampoco Spoelstra dio con la tecla en el esquema para detener la sangría constante que eran los suyos por todos los frentes.

Espoleados por su afición, los de Florida aguantaron hasta el descanso (64-57) y, por vez primera, logrando atar a Anteto en corto (sólo 5 puntos hasta el momento). Pero a la vuelta de vestaurios todo cambió. Los Bucks pusieron el pie en el pedal del acelerador y en lugar de una respuesta contundente sólo hallaron una autopista por la que cabalgar. Parcial de 24-4, triunfo encarrilado y barrida sellada.

Giannis acabo firmando el que es su primer triple-doble en unos playoffs, con 20 puntos, 12 rebotes y 15 asistencias. “Creo que mis compañeros hicieron un gran trabajo hasta que pude entrar en ritmo”, afirmó el actual MVP.

Brook Lopez, con 25 puntos y 8 rebotes, Khris Middleton con 20 tantos, y un Bryn Forbes que está siendo ‘el factor X inesperado (tal y como predijimos) de su equipo, con otros 22 puntos y un 7 de 14 en triples, secundaron al griego. Todo geniales noticias empañadas por una funesta: la lesión de Donte Divincenzo en el Game 3 que, como confirmaba Charania, lo deja fuera de lo que queda de playoffs.

A esperar rival del Nets – Celtics

Solucionar esta primera ronda por la vía rápida permite a Milwaukee ahora contar con varios días de descanso antes de disputar las semifinales, ya que la serie de la que saldrá su próximo rival, Nets-Celtics, todavía avanza 2-1 a favor de los primeros.

“Usaremos este tiempo para centrarnos en nosotros y tratar de ser mejores”, ha dicho Giannis. “Sea quien sea que nos toque en la siguiente ronda, vamos a estar preparados”.

Jimmy Butler, el alma de estos Heat y a pesar de unos porcentajes paupérrimos, también cierr su paso por la 2020-21 con otro triple-doble de 12 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias, mientras Adebayo firmaba 20 puntos y 14 rebotes

“Fueron algunos tiros fallados aquí y allá”, se limitó a decir Butler. “Ellos han hecho un gran trabajo. Mejor simplemente dejarlo así”.

“Nos quitamos el sombrero ante los Bucks”, concedió el coach Erik Spoelstra. “Fueron un gran equipo el año pasado y han incluso mejorado. Si fuimos parte de esa mejora o no, es irrelevante. Llevaron su juego colectivamente a otro nivel. Nos ganaron por una razón”.

“Tenemos un largo camino por recorrer”, manifestó un feliz pero cauteloso Mike Budenholzer consciente de que el camino hasta las Finales será un infierno. “Es la primera ronda de los playoffs. Creo que tiene que predominar la humildad. Humildad, actitud y mentalidad para mejorar. Hemos avanzado a la siguiente ronda. Con quien sea que juguemos a continuación, tenemos que tener la enfoque similar, una ventaja similar, la voluntad de jugar entre nosotros, jugar juntos, todas las cosas que acabamos de hacer. No significa nada si no seguimos haciéndolo en el futuro”.

(Fotografía de portada de Michael Reaves/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.