Bulls y Hawks, duelo de reconstrucciones: Atlanta compite y Chicago se deja ir

Hay maneras y manera de afrontar una reconstrucción. Lo puedes hacer como Atlanta, que siembra para el futuro, divierte por momentos y gana partidos, unos cuantos, aunque sea lo menos importante en sus planes. O lo puedes hacer como los , donde quizá lo más dramático no es que, como todos sospechábamos, el despido de Fred Hoiberg no haya traído un cambio, sino que el equipo cae, cae y cae con poco respeto a una franquicia que tiene seis anillos en su haber.

Atlanta compite y Chicago se deja ir. Ayer, las dos formas de entender dos temporadas sin aspiraciones clasificatorias se vieron las caras en la Ciudad del Viento. Y claro, con un poco de empeño que se le ponga, estos Bulls hechos trizas son fáciles de doblegar. Sí, ganó Atlanta, 101-121, 15-32 de balance, 4-6 en los últimos diez encuentros. Perdió Chicago, 5-18 como locales, 11-37 de récord, 1-9 en los últimos diez partidos.

Collins, el partido de su vida

Hay buenas noticas en Atlanta, como la formación noche tras noche que adquiere , 12 asistencias ayer, como Alex Len, quizá por fin en su sitio adecuado y 14 puntos y 10 rebotes para él, como Daniel Hamilton, proyecto barato y sin riesgos al que están rodando y que quizá pudiera tener sitio en la liga, o como , el protagonista de ayer en Chicago. El número 19 del Draft de 2017 firmó 35 puntos, su récord anotador en la NBA, además de 8 rebotes, 2 asistencias y 2 tapones. Collins dejó un 14/16 en tiros de campo, con un impoluto 4/4 en triples. Una labor, y una temporada, donde casi promedia 20 puntos por duelo frente a los 10,5 de la 2017-18, que siembra de esperanzas el porvenir de Atlanta.

¿Y Chicago? Con Carmelo Anthony en el roster, pero sin viajar a la ciudad y sin debutar, pues su traspaso desde Houston fue una operación financiera y Melo saldrá en breve de la franquicia, respondieron los de siempre, Zach LaVine con 23 puntos, Lauri Markkanen con 22 tantos… Arrancaron mal, 25-42 en el primer cuarto y solo salvaron algo el honor antes del descanso. Luego, más de lo mismo. Y más de lo mismo vendrá. Chicago solo ha sido capaz de ganar en los últimos diez duelos a los Cavaliers, el equipo con peor balance del curso. Que llegue pronto abril para ellos. Es lo mejor que puede sucederles.

(Fotografía de portada: Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Ni el triple-doble de Marc Gasol frena la crisis de Memphis

LeBron James, baja ante Minnesota, quizá vuelva el domingo contra Phoenix

Siguiente