Chris Paul contesta las críticas por la celebración del ‘All-Star Game’


En los últimos días, varios jugadores de la NBA se han pronunciado sin pelos en la lengua en contra de la celebración del All-Star Game que finalmente se celebrará en Atlanta el 7 de marzo. Voces muy resonantes como la LeBron James (sino la más resonante) y Giannis Antetokounmpo no han tenido problemas para hacer conocer su posición.

John Wall y Bradley Beal también se han pronunciado recientemente en desacuerdo con el evento. Pero hay un aspecto que muchas veces se pierde en el medio de la discusión. Y LeBron lo dejó claro en sus declaraciones: el Juego de Estrellas se va a celebrar solo porque el Sindicato de Jugadores (NBPA) lo aceptó.

En tal sentido, Chris Paul, presidente del sindicato y amigo cercano de James, proporcionó más contexto sobre el tema en una entrevista con Duane Rankin de AZ Central. El base de los Suns está tranquilo de que la decisión tomada en conjunto con la NBA fue apoyada por la mayoría de los jugadores, y no espera reproches de sus colegas con más renombre.

“Los chicos tienen derecho a expresar sus sentimientos y decisiones. Respeto eso”, dijo Paul. “Creo que el trabajo del sindicato ha sido tratar de asegurarnos de que nuestros jugadores estén sanos y seguros. Esto es algo que fue una decisión de la Liga, y día tras día estamos tratando de resolver el desarrollo. Tenemos 450 jugadores con los que siempre estamos tratando de obtener información. Es difícil complacer a todos, pero estamos tratando de resolverlo ahora mismo”.

“Hablé con Bron hace quizás una semana o dos. Hablé con Steph y otros chicos”, continuó CP3, en referencia a sus conversaciones con las mayores estrellas de la NBA. “Nuestro comité ejecutivo recibe llamadas e intentamos resolverlo. Hay diferentes situaciones. Hay muchos chicos que han estado jugando muchos partidos, y que no han tenido suficiente descanso. Estoy seguro de que no soy el único que vive sin su familia. Entonces, los muchachos ven ese descanso como una oportunidad para ver a sus familias. Por lo que entiendo el malestar que puede generar. Solo espero que ellos entiendan las decisiones que se están tomando, especialmente en cuanto a que el sindicato siempre ha tenido en mente a todo el cuerpo de jugadores”.

Como bien dice el playmaker, con más de 450 miembros, desde superestrellas adineradas hasta novatos con salarios relativamente bajos, la NBPA debe equilibrar las prioridades de todos sus integrantes. Paul ha sido criticado varias veces en el pasado como presidente del sindicato porque da prioridad a las estrellas. Pues en este caso son esas estrellas las que van a ver reducidos sus descansos y no han tardado en expresar su opinión.

Lo que no se debe perder de vista, es que los salarios de los jugadores están directamente relacionados con los ingresos de la Liga. Todos los jugadores se benefician de que la NBA gane más dinero; pero solo 24 jugadores deben participar en el Juego de Estrellas. La discusión se abre sobre si deberían ser las estrellas entonces quienes tengan la decisión final en esta situación; ya que son las que tendrían que sacrificar tiempo de descanso para jugar un partido de exhibición en Atlanta.

Si bien para estos grandes nombres, los ingresos de un All-Star Game puede no significar mucho; para aquellos jugadores más desconocidos y con los salarios más bajos, sí podría ser una diferencia conseguir un límite salarial más alto que eleve los montos de sus contratos. El debate será eterno y nunca tendremos una respuesta correcta. Ambas posiciones tienen sus más que justificados fundamentos.

(Fotografía de portada de Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.