Cleveland, un caramelo en las manos de Charlotte


James Borrego pudo darse el lujo ayer de dar minutos a los trece jugadores convocados, tan soberana estaba siendo la paliza (94-126 marcador final). Y es que en estos momentos cruzarte con los Cleveland Cavaliers es casi sinónimo de victoria. Despedir a Lue, no cambia esa realidad.

Un trono sin rey ni aspirantes

Hay quien afirma que LeBron James condiciona a sus compañeros… para mal. Que los opaca, los empequeñece y los simplifica en su rol, menguando sus virtudes y encorsetándolos en la especificación. Pero lo que se está viendo en Ohio es que tras la marcha del rey, todos parecen mirar con recelo al trono, sin intención de ocuparlo. Cleveland es un conjunto sin alma ni liderazgo. Y el brutal vacío de puntos y poder, no hay quien lo rellene. El drama de los Siete Reinos pero al revés.

Así vemos un Rodney Hood que nada tiene que ver con ese alero de anotación febril de Utah (7 puntos ayer en 23 minutos), o unos Larry Nance Jr. y Tristan Thompson que están muy lejos de cumplir con sus elevados contratos. Anoche ante los Hornets ni siquiera funcionó George Hill, uno de los pocos que suele salvar los muebles. El máximo anotador de los Cavs fue el mentor. J.R. Smith, con 14 puntos en 24 minutos desde el banquillo.

“Este equipo está yendo, obviamente, en una dirección muy distinta a la de los cuatro últimos años. Como entrenador, tengo que encontrar qué es lo que funciona. Por ahora no sé lo qué puede hacer funcionar a este equipo”, así de hiperrealista se confesaba Larry Drew al término del choque.

Todos suman en Charlotte

Los Hornets, como decíamos, se dieron un festín, en donde todos comieron. Hasta cinco suplentes alcanzaron los dobles dígitos en anotación (destacando los 16 de Malik Monk, quien está haciendo un magnífico tándem con Tony Parker desde segunda unidad), pero fueron Jeremy Lamb y Kemba Walker, con 19 y 18 puntos respectivamente, los máximos anotadores de la noche.

Partido completo también el de Willy Hernangómez, quien en 20 minutos cinceló una hoja de tiro impoluta (4/4 en tiros de campo y 3/3 en libres) para 11 tantos, 7 rebotes, 2 tapones y 3 asistencias.

“Éste es el Jeremy [Lamb] que queremos. Creo que encaja muy bien con la primera unidad. Me ha encantado su agresividad esta noche, atacando el aro. Si los rivales quieren poner a dos defensores sobre Kemba, es el momento de atacarles”, decía Borrego, reconociendo el buen desempeño de su escolta.

Los Hornets se colocan así, tras este triunfo, con balance neutro, 5-5, instalados en puestos de playoffs. Su próximo rival es Atlanta Hawks, otros que vienen de ganar con un gran Trae Young. Buena oportunidad para afianzarse en los puestos altos del Este.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.